La empresa mexicana especializada en la producción de vehículos blindados, Blindajes Epel anunció que invirtió cerca de 200 millones de pesos para una nueva planta de producción en México.

La apertura de una nueva planta para la empresa significa generar cerca de  mil 500 empleos, la producción de 800 vehículos blindados anuales dentro de una superficie de cinco mil 600 metros cuadrados, lo que presentará la mayor planta con capacidad en América Latina.

Ernesto Mizraji, dijo que hoy la empresa es conocida como la de mayor producción en el país y la de Naucalpan es la quinta planta que abre, considerada como la de mayor capacidad y alta tecnología.

El grupo actualmente blinda 460 unidades anuales, con una capacidad instalada para 800, de las cuales 64 se producirán en la nueva planta. En dicho inmueble se podrán blindar vehículos con materiales 30 por ciento más ligeros y que brindan la misma seguridad.

El blindaje termofirmado con el cual cuenta la nueva planta funciona sólo para cuatro unidades por sus características que son Toyota Land Cruiser, Suburban, Jeep Gran Cherokee, Tahoe de GM.

El también presidente de la Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores (AMBA) dijo que mientras en años pasados el crecimiento del mercado fue de entre 15 y 20%, en los últimos tres se reportó un crecimiento sostenido de entre 5.0 y 10 por ciento.

Con más de seis mil 700 vehículos blindados circulando en el país y 300 unidades tácticas de las fuerzas armadas y cuerpos de seguridad, la empresa ha contribuido desde 1997 al desarrollo nacional con inversiones en investigación, desarrollo e innovación tecnológica.