La Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) detectó que las líneas aéreas Volaris y VivaAerobus lograron afectar a 4 mil pasajeros durante el periodo vacacional de Semana Santa, producto de la sobreventa de boletos de avión.

Ernesto Nemer Álvarez, titular de la PROFECO, comentó en conferencia que sólo el 19 de marzo del presente año –fecha de arranque del periodo vacacional- a nivel nacional se reportaron cerca de 5 mil afectaciones; de las cuales, ambas aerolíneas de bajo costo sumaron más del 80% de las quejas.

Resaltó que durante este periodo se instalaron 125 módulos de atención al consumidor en los principales destinos turísticos del país, y sólo en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se han atendido cerca de 538 quejas.

[quote_box_center]De las quejas que reportó el aeródromo de la Ciudad de México, la PROFECO calculó que del día 19 al 27 de marzo se  reclamaron un millón 300 mil pesos; de los cuales entre conciliaciones y reparo en daños, se recuperaron 2 millones 300 mil pesos en monto reclamados.[/quote_box_center]

El procurador mencionó que hasta el momento se han generado en todo el país la colocación de 220 sellos de suspensión en los principales operadores de servicios turísticos, debido a que carecen de información visual, elevación el costo de servicio, entre otras anomalías.

Nemer agregó que el organismo también realizó operativos de vigilancia en diversos establecimientos de alojamiento, restaurantes y servicios de transporte privado; debido al incremento de precios que se generan por la temporada.

 

Luis Pablo Segundo