La miscelánea fiscal recién aprobada tiene una orientación fundamentalmente recaudatoria y desde luego, dista mucho de ser una política fiscal que promueva la formalidad y la inversión, aseguró la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Lo anterior, luego de que la semana pasada el Senado de la República aprobara prácticamente sin discusión, la Ley de Ingresos para el 2017 y la Miscelánea Fiscal aplicable para el próximo año en los mismos términos del dictamen que enviaron los diputados, explicó dicha organización.

A través de un comunicado, la Confederación señaló que el sector patronal reconoce algunos aspectos positivos de la miscelánea aprobada por los legisladores, producto de algunas propuestas plateadas.

“Entre los puntos favorables destaca la  aprobación de un esquema alternativo de cumplimiento en materia de ISR para personas morales con ingresos de hasta 5 millones de pesos, cuando los socios de éstas, sean personas físicas”.

Cabe destacar que la propuesta inicial de la Coparmex contemplaba a empresas con ventas hasta por 30 MDP, y con ello se pretendía incluir a la mayoría de las Micro y Mediana empresas de México.

Asimismo, dijo, otras de las ventajas a considerar son: la incorporación de incentivos fiscales en materia de investigación y desarrollo de tecnología, la posibilidad de solicitar devolución inmediata de los pagos de impuesto al Valor Agregado, derivado de gastos en inversiones en periodos preoperativos.

Del mismo modo, la deducción de planes personales de retiro contratados en forma colectiva y el establecimiento de tasa del 0% en IVA, relacionado con la exportación de servicios de tecnologías de la información. Sin embargo, los legisladores no aprobaron iniciativas fundamentales para fortalecer el empleo formal y con ello generar bienestar.

En este sentido, la Coparmex acotó que de las propuestas más importantes fue la deducción plena de las prestaciones laborales, pues actualmente son no deducibles en un monto de entreun47 y un 53% dichas prestaciones, como lo son algunas tan relevantes como los vales de despensa, las becas educacionales, las becas deportivas, los fondos de ahorro, las ayudas para útiles escolares,  los pagos de renta y de transporte entre otros”.

“Hoy tampoco son deducibles al 100% aquéllas prestaciones que se otorgan por mandato de la Ley Federal del Trabajo, como lo son incluso el aguinaldo, las primas dominicales y vacacionales, las horas extras, entre otras. Además hoy no pueden deducir íntegramente las aportaciones complementarias a los planes de pensiones”.

Por este motivo, aseguró que la no deducibilidad plena de prestaciones aumenta los costos laborales de las empresas formales y consideró que esa no es la política adecuada para revertir el empleo informal y fomentar empleos con mayores remuneraciones y prestaciones.

“En la miscelánea fiscal quedó pendiente también la actualización de la tarifa del ISR a las personas físicas. Recordemos que desde 2009 y hasta la fecha la inflación es mayor a un 24% y esta inflación no ha sido reconocida en las tarifas, lo cual implica de facto un aumento en el pago del ISR de los contribuyentes que son personas físicas”

Otros temas que no fueron atendidos por los legisladores, dijo la Coparmex, es la deducción por parte de las personas físicas de las colegiaturas en el  nivel de educación superior; tampoco fueron atendidos nuestra solicitud para el acreditamiento del 10% del ISR de los dividendos pagados a personas físicas, contra su ISR del ejercicio. Actualmente dicho pago tiene el carácter de impuesto definitivo.

Finalmente, indicó que las normas fiscales no deben convertirse en un freno o una limitante de la actividad formal, por el contrario deben de incentivarla. “En 2017 debemos lograr ya una reforma hacendaria de fondo. Este gobierno debe consumar una verdadera reforma tributaria y, no heredarle a la próxima administración federal esta asignatura pendiente”.