Ante la posibilidad de que Estados Unidos aplique políticas proteccionistas que obstaculicen el comercio con nuestro país, 38.4% de las empresas manufactureras mexicanas que exportan a ese país implementarían estrategias para diversificar su mercado a América Latina y Canadá, informó el Banco de México (Banxico).

Por SARAHI SERRANO

Daniel Chiquiar Cikurel, director general de Investigación Económica Banxico, indicó que para ello, será necesario contar con una mayor y mejor dotación de infraestructura de transporte; en particular, instalaciones portuarias que incentiven a las empresas a invertir en mayor grado en las regiones, de modo que aumente su capacidad exportadora aprovechando acuerdos y tratados comerciales existentes con Europa, Asia y América.

Explicó que de acuerdo con un estudio realizado, 35.0% de los empresarios no consideraría diversificar su mercado a otros países y mantendría actividad comercial con Estados Unidos, mientras que el 26.6% consideraría dejar de exportar y reorientar sus productos hacia la demanda del mercado interno.

“Ante los nuevos desafíos del entorno internacional que enfrenta nuestro país, los directivos consultados por el Banxico en el sector manufacturero visualizan la diversificación internacional de los mercados como una estrategia viable y necesaria en el mediano plazo”, indicó durante la presentación del reporte sobre las economías Regionales Octubre-Diciembre 2016.

Con relación a la actividad económica nacional en el cuarto trimestre de 2016, señaló que fue positivo en la mayoría de las regiones del país; sin embargo, dijo, durante los primeros meses de 2017 es probable que la región norte registre cierta moderación en su ritmo de crecimiento, en la zona sur se presentaría cierta contracción en el nivel de actividad, mientras que en las en regiones centrales se prevé un mayor crecimiento.

Respecto a la Inversión Extranjera Directa (IED), previó que podría aumentar en 2017, toda vez que es uno de los mecanismos a través de los cuales se da la modernización de las regiones. “Es posible que a pesar de la incertidumbre económica por la que atravesamos, las exportaciones y la IED incrementen”.

“En la medida en que se sigan llevando a cabo iniciativas que impulsen mejoras en la infraestructura y capital humano, la consecuencia será el incremento en la productividad  y la posibilidad de tener un mercado más dinámico, mayor diversificación de los mercados y más captación de IED”

De acuerdo con el reporte, la actividad minera se contrajo durante el cuarto trimestre de 2016 como resultado, en buena medida, de una menor plataforma en producción de petróleo crudo, así como de una disminución en los servicios relacionaos con a la minería.

Por el contrario, la industria de la construcción en todo el país registró un repunte durante el mismo periodo de referencia, debido al aumento de proyectos nos sólo privados, sino también  públicos; aún cuando los recortes presupuestales obligaron a reducir el número de edificaciones planteadas en un principio.

“A nivel regional hubo un aumento en la construcción, en el centro y norte fue mayor debido a proyectos de infraestructura hidráulica, en cambio en la región sur hubo una caída, tanto en proyectos privados como públicos”.