El infonavit modificará el programa que permite a los derechohabientes migrar su crédito de salarios mínimos a pesos, luego que dicho esquema no tuvo los resultados esperados, informó David Penchyna Grub, director general del Instituto.

Por DAVID ROMERO

Al término de una reunión con el Consejo Directivo de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), el funcionario indicó que si bien en el lanzamiento del programa se esperaba alcanzar la migración de un millón de créditos, la falta de respuesta por de los derechohabientes y errores en el diseño ha hecho que no se cumpla la meta.

En los cambios previstos para el esquema, según información del directivo, se contemplará como prioridad incrementar la difusión de dicho modelo, luego que si el derechohabiente no solicita hacer el cambio,  debido a que el financiamiento se contra bajo ciertas condiciones.

La reconversión de los créditos fue una medida anunciada durante la dirección de Alejandro Murat en el instituto, quien señaló durante su presentación que sólo los derechohabientes tuvieran al corriente sus pagos, en un crédito vigente con una antigüedad de entre 5 y 10 años, podrían reestructurar su hipoteca.

En su momento, la difusión de este programa resultaba como gran beneficio para los trabajadores  el obtener un pago fijo en pesos de manera inmediata, una disminución del saldo insoluto desde el primer pago, pues la mensualidad será menor conforme vaya avanzando los pagos.

De igual manera, los trabajadores que cotizaban al Infonavit iban a tener certeza en mensualidad desde el inicio de su crédito hasta el final, porque se eliminaba el incremento anual derivado del ajuste por el alza en los precios al consumidor.

NO SUBIRÁN LAS TASAS 

Durante la charla, Penchyna Grub enfatizó que los créditos del Instituto no serán afectados por el incremento en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos o una eventual alza por parte del Banco de México (Banxico).

Explicó que la dependencia que dirige posee una fortaleza financiera que ha permitido desde el año pasado mantener sus tasas de interés, las cuales oscilan entre 5 y 12% dependiendo del año en que fue contratado el crédito o el nivel salarial de los derechohabientes.

“Los derechohabientes pueden estar tranquilos que no hemos subido las tasas,  nos es la primera vez que la FED  anuncia un incremento. Vamos a mantener las condiciones de nuestros créditos, así como el rendimiento de la subcuenta de la vivienda”.

Por último, el titular del Infonavit adelantó que trabajan en el diseño de un esquema para dotar de vivienda a la familia de los migrantes; sin embargo, aclaró que el programa que opera actualmente en el gobierno federal sólo es visto por la Sedatu y Conavi.