Tras el incidente en una Terminal de Almacenamiento y Despacho (TAD) de Pemex en Salamanca, Guanajuato, donde una trabajadora perdió la vida el pasado 15 de marzo, la empresa productora del estado informó que  la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) inició trabajos de inspección y constató que no existen riesgos para la población.

De acuerdo con Pemex, la ASEA instruyó la realización de la investigación causa raíz, que debe ser realizada por un tercero independiente, con el fin de determinar las acciones a seguir. También la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y la Procuraduría General de la República iniciaron sus investigaciones.

La compañía añadió que está coadyuvando en las investigaciones y aportará todos los elementos que permitan desahogar los procesos con celeridad y oportunidad, hasta sus últimas consecuencias; de la misma manera señaló que el área permanece cerrada y sin operaciones.

Además de la muerte de la trabajadora, el día de ayer un trabajador de Pemex y dos trabajadores de una empresa privada fallecieron hoy. “Pemex externa su más sentido pésame a sus familiares y amigos y continuará ofreciendo todo el acompañamiento y apoyo a sus deudos”.

Cuatro personas continúan hospitalizadas recibiendo atención médica. El trabajador de Pemex fue trasladado al hospital de alta especialidad de Picacho en la Ciudad de México, dos trabajadores de la empresa privada están siendo atendidos en el Hospital Regional de Pemex y el tercero se encuentra en el Hospital General de Valle de Santiago, Guanajuato.

El incendio sucedió el 15 de marzo  a las 15:30 horas, mientras se realizaban actividades de destape de la línea de combustóleo. El siniestro quedó controlado con el apoyo del cuerpo de bomberos de la propia terminal. La instalación, que se encuentra al lado de la refinería “Antonio M. Amor”, no sufrió daños mayores y se encuentra operando.