Durante el ejercicio fiscal de 2016, el fabricante alemán de autos de lujo Porsche consiguió llegar a 22 mil 300 millones de euros en facturación, 4% más respecto al año anterior, impulsado principalmente por un crecimiento del 6% en las entregas que ascendieron a 237 mil 778 vehículos.

De acuerdo con la empresa, el resultado operativo aumentó 14%, al llegar a los 3 mil 900 millones de euros. El retorno sobre las ventas experimentó un gran avance al pasar de 15.8% en 2015 a 17.4% en 2016. El número de empleados llegó a finales del año anterior a 27 mil 612, lo que representa un incremento de 13% en comparación con 2015.

El Presidente del Consejo Directivo de Porsche AG, Oliver Blume, dijo que el éxito en las cuentas anuales es una muestra de la calidad de la estrategia que maneja Porsche. “Representa un crecimiento que genera valor. Estamos concentrados en satisfacer a los clientes, obtener unos beneficios sólidos y garantizar el empleo”.

Lutz Meschke, Vicepresidente del Consejo Directivo de Porsche AG y Miembro del Consejo Directivo de Finanzas y Tecnologías de la Información, dijo que gracias al margen de beneficio que se encuentra en 17%, Porsche continúa estando entre los fabricantes de automóviles más rentables del mundo.

Mencionó que la clave de este logro es la gama de productos única y su estructura de costes saludable. Asimismo, mencionó que la estrategia de cobertura de divisas a largo plazo también tiene una importante contribución a estos resultados récord. “En el actual ejercicio fiscal 2017, esperamos ver un crecimiento moderado en términos de ventas y facturación, a pesar de la incertidumbre económica y política en varias regiones del mundo”

Respecto con el resultado operativo, mencionó que seguirán trabajando  para conseguir las cifras del año pasado; no obstante también influirá que el tipo de cambio se mantenga estable. “El nuevo Panamera supondrá un impulso, especialmente con sus versiones híbrida enchufable y Sport Turismo”, agregó Blume.

Porsche se está preparando para la movilidad del futuro. Como resultado de ello, los gastos en investigación y desarrollo han incrementado deliberadamente, por lo que en el ejercicio fiscal 2016 la cifra subió hasta los 2 mil 200 millones de euros.

El fabricante de vehículos deportivos está invirtiendo en el desarrollo de nuevos vehículos híbridos enchufables y eléctricos puros, como es el caso del Mission E, así como en la transformación digital.

 En 2016, la compañía fundó Porsche Digital GmbH, en Ludwigsburg, y Digital Lab, en Berlín. Porsche también asumió una participación en el fondo de capital riesgo e.ventures y en el proveedor de servicios de aparcamiento Evopark. “A medio plazo, queremos generar un porcentaje de doble dígito sobre las ventas, a través de servicios digitales”, dijo Meschke.

“En línea con la ‘Estrategia Porsche 2025’, estamos preparando la compañía para el futuro. En Porsche, la movilidad del futuro estará centrada tanto en las nuevas tecnologías y la electrificación, como en los deportivos emocionales y puristas”, dijo Blume.