Las vacaciones de semana santa están cada vez más cerca y si aún no sabes que hacer  porque no cuentas con mucho dinero, aquí te dejamos una lista de recomendaciones para que no te quedes sin salir de la ciudad.

Por ALEXA CONTRERAS

TURISTA EN TU CIUDAD

Una de las opciones más económicas para salir de vacaciones es visitar los lugares cercanos a dónde vives. Seguramente que hay una gran variedad de sitios interesantes que nunca has visitado, puedes aprovechar e ir a distintos festivales o fiestas tradicionales que tengan lugar cerca de tu ciudad. Muchas veces, este tipo de eventos, suelen ser gratuitos o bastantes accesibles.

AVIÓN O AUTOBÚS

Viajar en autobús siempre va a ser más barato que hacerlo en avión, a pesar de las largas horas de viaje si no cuentas con mucho dinero quizá deberías inclinarte por esta opción. Es recomendable comprar tu boleto con el mayor tiempo de anticipación en ambos casos e investiga sobre empresas que ofrezcan boletos de bajo costo.

HOSPEDAJE

Cuando viajamos no tenemos que alojarnos forzosamente en lo mejores hoteles, las posadas y los hostales ofrecen una versión más barata de estos, quizá no tendrás grandes lujos pero siendo realistas lo último que quieres hacer es estar encerrado en una habitación durante tus vacaciones. Si eres de los más aventureros acampar será tu mejor opción.

Una recomendación extra es buscar precios por internet antes de llegar al destino, ya que a veces la tarifa online es más barata y los alojamientos suelen tener muchas promociones.

ACTIVIDADES GRATUITAS

En todos los destinos turísticos siempre hay atracciones gratuitas, puedes entrar a la página web del gobierno de la ciudad que visitarás y revisar qué actividades culturales ofrece; otra alternativa es recurrir a la gente local o a las oficinas de información turística. Si vas a visitar  museos, recuerda que la mayoría tienen días de entrada gratuita.

COMIDA

Evita los restaurantes turísticos,  lo mejor será pedir referencia a la gente local sobre lugares baratos donde comer o comprar en supermercados y cocinar tú mismo.

MEJOR A PIE 

El medio de transporte más económico es caminar, utilízalo cada vez que te sea posible, además es la mejor manera de conocer y recorrer el lugar. Opta por usar el transporte público local y evita los taxis a menos que estés muy apurado.

Un último tip es que leas blog sobre tu destino, en ellos siempre encontrarás consejos de consejos de otros viajeros que te pueden ayudar a planificar mejor tu viaje, evitar malos ratos y ahorrar tiempo y dinero gracias a la experiencias que comparten.