México recupera una posición en el Índice de Confianza de IED

58

El país ascendió apenas un sitio en el Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa (IED) este año al ubicarse en el sitio 17, una recuperación considerable luego de la caída de 9 escalones registrada en 2016, cuando salió del top ten del ranking mundial y pasó a la posición 18, de acuerdo con la consultora A.T. Kearney.

 Por SARAHI SERRANO

Ricardo Haneine, socio y director general  de la firma global, explicó que esta escalada coloca a México como el segundo país más atractivo de Latinoamérica y el cuarto en todo el continente, sólo por debajo de Estados Unidos, Canadá y Brasil.

En conferencia, indicó que los flujos de IED globales disminuyeron 13% debido a una menor inversión destinada hacia mercados emergentes, muestra de ello es que pasaron de mil 750 billones de dólares en 2015, a mil 524 billones de dólares en 2016.

El directivo detalló que en el caso de México, la IED registró un retroceso de 19% en ese mismo periodo al pasar de 33 mil millones de dólares en 2015, a 27 mil millones en 2016. Sin embargo, dijo, haber ganado un lugar dentro de las expectativas de inversión es razonable ante el entorno económico por el que atraviesa.

Aseguró que el país ha logrado mantener su atractivo a pesar del entorno de incertidumbre global al centrarse principalmente en el sector manufacturero debido a la alta integración con el resto de los países de América del Norte.

Asimismo, señaló que a mediano plazo, la IED de inversionistas americanos y europeos continuará viendo al país como un puerto clave para la integración de sus cadenas de suministro global y por su atractivo mercado interno.

Al hablar de las reformas estructurales, las calificó como “un elemento para atraer cada vez más inversión, principalmente en el sector energético”. No obstante, reconoció que dichas reformas deben trabajarse más, pues no han sido de suficiente ayuda para la mejora y crecimiento del país.

“Aún existe potencial para atraer inversiones gracias a las reformas que se han hecho en el país, si se logran concretar representarían un crecimiento de entre 0.8 y 1.6 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) hacia 2018”.

De acuerdo con el estudio presentado, sólo en el sector energético se prevé una inversión comprometida de 29 mil 513 millones de dólares en los próximos cinco años, resultado de proyectos de la Ronda Uno, la construcción de ductos, refinerías y energías limpias.

Cabe señalar que el Índice de Confianza de IED se realizó en enero de 2017 utilizando información obtenida de una encuesta aplicada a altos ejecutivos de empresas globales, de todos los sectores, con ingresos anuales iguales o superiores a los 500 millones de dólares; ellos representan el 90% de la fuente flujos de IED en años recientes.