Indra inauguró ayer su nueva sede corporativa en la ciudad de Querétaro a través de la cual dará servicio a la zona de El Bajío y se suma a las que la compañía ya posee en Ciudad de México y Monterrey.

Al acto de inauguración asistieron el secretario del Trabajo del Estado de Querétaro, José Luis Aguilera Rico, como representante del Gobierno local; Pedro Cerisola, presidente de Indra en México; y Julio Sánchez-Rico, director de la compañía en México, Centroamérica y Caribe; así como representantes institucionales y personalidades de empresas mexicanas.

De acuerdo con un comunicado, Aguilera Rico destacó en el acto las excelentes oportunidades que presenta la región en una economía cada vez más global y destacó que Querétaro se presenta como un punto clave para el desarrollo de la compañía en el país, ya que ofrece importantes oportunidades de desarrollo en los mercados en los que la compañía opera.

Por su parte, Cerisola expresó que “Indra quiere consolidarse como el socio tecnológico de las instituciones y las empresas mexicanas, reafirmándose como una compañía fiable, capaz de ofrecer las mejores soluciones y la tecnología más avanzada con la máxima eficiencia y competitividad”.

Explicó que las nuevas oficinas corporativas de Indra en Querétaro permitirán a la compañía dar soporte operativo a las necesidades de clientes nacionales e internacionales de los mercados de Servicios Financieros y Administraciones Públicas, entre otros, así como apoyo a diversos proyectos de Outsourcing.

Detalló que estas oficinas contarán con más de 400 empleos especializados en áreas científico-tecnológicas (Informática, Ingeniería, Física…) y administrativas, así como con un nuevo Centro de Producción Global, que permitirá la ejecución de proyectos de ciclo completo, desde las actividades de diseño y construcción de los sistemas, hasta la entrega de los productos desarrollados.

Cabe señalar que el Centro de Producción Global de Querétaro es uno de cuatro centros de estas características que se encuentran fuera de España, lo que muestra la importancia del mercado mexicano para Indra.

Los centros están ubicados en zonas geográficas con alta competitividad y sirven como un laboratorio de ideas, a través del desarrollo de metodologías, herramientas y automatización, que posteriormente se trasladarán a otros centros ubicados en distintas partes del mundo.

Indra tiene en México una de sus filiales más importantes de América, al considerar al país como un mercado estratégico para la compañía, clave para la consecución de los objetivos globales de mejora de sus niveles de competitividad, crecimiento sostenible y rentabilidad.