El fideicomiso de bienes raíces Fibra Inn anunció la adquisición del Hotel Westin Monterrey. El precio de compra será de 753 millones de pesos, de los cuales más de 53 millones corresponden a gastos de adquisición, impuestos, gastos pre-operativos y capital de trabajo.

 En comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la empresa detalló que la compra se efectuará una vez terminada el proceso de construcción y se haya cumplido el procedimiento pertinente con la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE).

“La inversión total de los socios será de 753 millones, cada uno de los dos socios participará con el 40% de la inversión; mientras que Fibra Inn aportará el 20% restante, monto que será fondeado a través de recursos que la Compañía tiene disponibles para tal fin”, informó Oscar Calvillo, Director General de Fibra Inn.

El Hotel Westin Monterrey estará localizado en el Desarrollo Punto Valle, un proyecto de uso mixto, que contará con espacios de oficinas, comerciales, hotel, restaurantes, centro de convenciones y cines; y está ubicado en una de las zonas más exclusivas del corazón de San Pedro Garza García, Nuevo León.

El área metropolitana de Monterrey es importante por sus actividades industriales, empresariales y comerciales; cuenta con el ingreso per cápita más alto del país y el segundo de América Latina. El Hotel Westin Monterrey, contará con 175 habitaciones, salones para banquetes hasta para 350 personas, restaurante, bar, gimnasio, spa y roof garden con alberca. La apertura se estima que podrá ser en el tercer trimestre de 2018. Este hotel generará ingresos dentro del segmento de servicio completo.

“Con la adquisición de este hotel, además del JW Marriott Arboleda que es un proyecto en desarrollo, Fibra Inn consolida su liderazgo en Monterrey con dos hoteles de marcas líderes globales en los segmentos en los que participan. De la mano con nuestros socios estratégicos, estamos seguros del éxito y la generación de valor indiscutible que ambas propiedades aportarán al portafolio”, concluyó.