A partir de este mes Jaguar Land Rover inaugura su oficina directa en México y se convierte en una NSC (National Sales Company), responsable de nueve concesionarios y una sucursal, al tener como líder a Raúl Penafiel García, quien asume el cargo de director-presidente de Jaguar Land Rover México.

Por Verónica Cervantes

Asimismo, al ser filial de distribución, desde el primero de octubre Jaguar Land Rover México comercializa sus vehículos en pesos y tiene como su mayor desafío mejorar la experiencia del cliente, destacó Raúl Peñafiel.

Raúl Penafiel reportará actividades directamente a Frédéric Drouin, quien se desempeña como presidente de Jaguar Land Rover Latinoamérica, desde marzo de este año.

“México es el más importante mercado de Jaguar Land Rover en América Latina, con un increíble potencial de crecimiento para nuestras marcas. El país debe consolidarse como el primer mercado de vehículos de lujo en 2017, con un objetivo de ventas de 50 mil unidades. El cambio en nuestra estructura de negocios traerá más flexibilidad y autonomía para la importación de los vehículos Jaguar y Land Rover en el país, promoviendo el crecimiento y alineado con la estrategia general de la marca”, afirmó Drouin.

En conferencia de prensa, informó que Jaguar Land Rover posee 2 mil 726 distribuidores y 40 mil empleados, a nivel global. Apuntó que en 2016 la empresa tuvo un crecimiento del 20%, con más de 500 mil vehículos vendidos.

 

 

Con presencia en 170 países, la empresa cuenta con tres oficinas clave en Latinoamérica: Brasil, Bogotá y México, que se encargan de la comercialización de los vehículos Jaguar y Land Rover, los cuales poseen “un lujo único e inigualable” que caracteriza a la marca.

Por su parte, Raúl Penafiel señaló: “estoy muy orgulloso por liderar las operaciones de un mercado tan importante para Jaguar Land Rover México. Con la inauguración de una filial de distribución, esperamos tomar la marca mucho más competitiva en el país y brindarles a los mexicanos la mejor gama de vehículos, servicios y una experiencia exclusiva.”

Resaltó que las ventajas que la empresa otorgará a sus clientes están enfocados en el concepto “Customer first”, es decir, se dará prioridad al cliente, pues dijo que tienen el “mejor plan-producto de la historia”, además de que su objetivo será lograr una experiencia memorable para el cliente a través de su variada gama de automóviles.

Otros puntos a destacar son contar con vehículos usados con garantía así como planes de financiamiento competitivos y ventajas en post-venta. En este sentido, Raúl Peñafiel enfatizó que la competitividad es tener el “mejor producto”.

Asimismo, comentó que se reforzará la presencia de la marca en el norte y sur del país, además de los 10 puntos de distribución con los que cuenta Jaguar Land Rover México, y destacó que en cuestión de servicio tienen una tasa de atención del 96%, al responder a las exigencias del consumidor.

“México es un país de filiales, México es un mercado ultra-competitivo, en el que para ganar la competición no puedes correr como esa carrera de Usain Bolt, volteando de lado, tienes que poner absolutamente todo en el asador para estar al nivel de los demás. La competencia en México entre todas las marcas es salvaje, y para seguir progresando, para tener la cercanía con los clientes que necesitamos, para tener la creatividad en producto, para poder reaccionar al proceso de electrificación teniendo la representatividad que requerimos, necesitábamos ser filial”, señaló Raúl Peñafiel.

Cabe mencionar que Frédéric Drouin tiene experiencia de 30 años en la industria automotriz, al tener puestos en Peugeot, en Brasil, y en la presidencia del Banco PSA, en tanto que en Jaguar Land Rover tiene bajo su responsabilidad las filiales brasileña y colombiana, además de que se encarga de la estructura de 13 países importadores en América Latina y Caribe.

Por su parte, Raúl Peñafiel García cuenta con casi 20 años de experiencia en el sector automotriz. Ha sido director de Marketing Operativo de IKAP IRAN -Joint Venture entre PSA e Irán Khodro-, se ha encargado de la operación de Peugeot México entre 2013 y 2017, y trabajó durante 13 años en España y Francia, en Citroën.