Royal Grass

Una solución para el ahorro de agua en zonas áridas, es la implementación de pasto sintético que, además de mejorar la estética de un edificio, es agradable con el medio ambiente, señaló Héctor Ponce Elizondo, gerente comercial de Ecoturf.

Por Ana Martínez

En entrevista para En Concreto, Héctor Ponce indicó que ésta empresa distribuye tres tipos de pasto: deportivo, residencial y Muro Verde, “el primero se utiliza para realizar actividades atléticas, es el más largo y delgado que manejamos. En la instalación de este se debe aplicar arena y caucho para que la sensación percibida sea lo más parecido al forraje real”, precisó.

“El residencial y Muro Verde son decorativos, se emplean en patios e interiores de restaurantes, bares, hoteles, departamentos. Es un pasto mucho más tupido y corto. La instalación consiste en desenrollar el pasto y con el pegamento que incluye se va amoldando de acuerdo a las necesidades y estructurales del cliente”.

Este es el principal producto que Ecoturf ofrece y distribuye en sus instalaciones originales en Hermosillo, Sonora, desde 2013.

De acuerdo con Ponce, este proyecto surge a partir de la necesidad de tener más espacios verdes en zonas donde es caro mantenerlo por el intenso calor. “Usar pasto sintético, además de bajar el costo económico por el mantenimiento, ya que damos una garantía de 10 años,  reduce el costo ambiental al disminuir el consumo de agua”.

Este año, instalaron una sucursal en la Ciudad de México para “centralizarse y poder distribuir a más puntos del país sin importar el clima”. Cabe señalar que estos pastos se han utilizado en Nuevo León, Querétaro, Guanajuato y Cancún.

Señaló que la aceptación del producto ha sido buena, aunque la resistencia al cambio es difícil, “nos hemos encontrado con gente que dice que solo es plástico. Al explicarle los beneficios sobre mantenimiento, lo fue entendiendo. Ahora llevamos cerca de 400 obras en Sonora entre rehabilitación de parques y lugares deportivos”.

RESULTADOS POSITIVOS 

Sus planes para el siguiente año se centran en seguir distribuyendo su producto en toda la República y apoyar a solucionar diversas adversidades de manera sustentable, como lo hicieron con Ford.

“La empresa automotriz tenía un problema: cuando ellos terminaban los autos, los debían sacar de la línea de producción. Como todo alrededor era de tierra, debían limpiarlos después de producirlos, lo cual les resultaba caro a largo plazo”, explicó.

Para remediar la situación, Ford instaló chapopote, pero por las altas temperaturas, resultó contraproducente para las llantas, aseguró Ponce. Ante esto, la empresa automotora lanzó una licitación para resolver el percance, que Ecoturf ganó.

“Les ofrecimos pasto sintético resistente para que coloquen sus vehículos y no tengan esos problemas. Antes de ganar la licitación, los pastos fueron mandados a Michigan, EU, para avalar la calidad, y a principios de 2016 instalamos todo, hasta ahora no han tenido la necesidad de volvernos a llamar ya que cumplimos con el objetivo”.