La garantía de que la reconstrucción de viviendas afectadas por los sismos de septiembre del año pasado es que están las mujeres en estricta vigilancia de que así sea, afirmó la secretaria de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga.

Al dialogar con habitantes del municipio de Juquilpilas, Chiapas, la Titular de la SEDATU, afirmó que a partir de la emergencia el Presidente de la República Enrique Peña Nieto instruyó que la reconstrucción fuera un trabajo incluyente en el que se empoderara a la ciudadanía.

“Por eso formamos la Red de Mujeres Vigilantes de la Reconstrucción que en el país ya cuenta con más de 25 mil; en Chiapas más de 6 mil y más de mil en Jiquipilas, quienes de manera voluntaria supervisan los avances y fundamentalmente que los recursos públicos destinados a la reconstrucción sean bien empleados”, señaló.

Acompañada por el Gobernador del estado de Chiapas, Manuel Velasco Coello, la Titular de la SEDATU, destacó que aun cuando había algunas opiniones que no creían que el Gobierno de la República cumpliera en el otorgamiento de apoyos, a cuatro meses de la tragedia del 7 de septiembre es un compromiso que se va cumpliendo con los chiapanecos.

“Estamos a apenas a 4 meses y medio del temblor y en este municipio el 97% de las tarjetas de daño total y daño parcial han sido entregadas, la gente ha recibido su recurso, y lo mejor es que ya pudimos constatar que las viviendas se están construyendo”, afirmó.

En su oportunidad el Manuel Velasco Coello, resaltó el trabajo que desde el Gobierno de la República se realizó con diversas dependencias para atender la emergencia y seguir pendientes de las familias afectadas.

“En Chiapas al año se construyen mil 600 viviendas, ahora con la emergencia traer material y mano de obra para 14 mil es un esfuerzo titánico que lo estamos haciendo entre los diversos niveles de gobierno para lo más pronto posible las familias tengan sus hogares”, comentó.

Momentos antes la Titular de la SEDATU, realizó un recorrido en diversos puntos de reconstrucción en donde conversó con vecinos y familias afectadas en sus hogares por el sismo y supervisó las labores en cada una de las viviendas.