La venta de camiones pesados inició el año con una caída del 1.7% al comercializarse dos mil 933 unidades, en comparación a lo que se registró en el mismo mes del 2017, informó Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

A través de un comunicado, la asociación indicó que las ventas de tractocamiones aumentó 9.8%, pero esta cifra no pudo compensar la baja que tuvieron los camiones de carga y pasaje, con 0.9% y 4.6%, respectivamente.

“Este año debemos lidiar con la publicación de nuevas normativas, el robo a transportistas en carreteras y sobre todo, las elecciones en julio próximo. Todo esto debilita el mercado interno. Actualmente estamos 35% debajo de nuestra expectativa de venta”, aseguró Elizalde.

Agregó que durante enero de este año se vendieron dos mil 213 camiones pesados al mayoreo en agencias, lo que indica un bajo crecimiento del 0.6 por ciento respecto al mismo mes del 2017.

Por último, pidió a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reactivar el esquema de renovación vehicular para afrontar el panorama negativo que se presenta en el 2018.