El nuevo plan de crédito en pesos del Infonavit, que empezó a operar en 2017, hizo crecer el mercado hipotecario y demostró ser complementario a la actividad de la banca comercial. Prueba de ello, el Instituto y la banca comercial financiaran este año créditos hipotecarios por 303 mil millones de pesos.

En comunicado, el Instituto señaló que la estrategia crediticia implementada para atender a todos los derechohabientes del Instituto sin distingo de ingreso, con un plan de crédito en pesos, a tasa fija y mayores montos máximos, tiene como fin último el dar viabilidad financiera al complemento de pago a los trabajadores de menores ingresos.

En el segmento de 0 a 4 UMAS, el Instituto otorga más del 80% de las hipotecas, mientras que la banca comercial participa con poco más del 3%. En contraste, en el mercado hipotecario de 9 UMAS o más, la participación del Infonavit representa el 16% mientras que la banca comercial detenta el 80 por ciento

Agregó que la falla de mercado que resuelve la dependencia  no está en la atención a todos los derechohabientes al amparo de lo que mandata la Constitución, sino en el financiamiento a aquellos trabajadores que –por riesgo y condición salarial- no son sujetos de crédito en ninguna otra instancia.

Cifras del Organismo Nacional de Vivienda (Onavi) revelan que durante 2017 en conjunto con las instituciones financieras tuvieron una derrama crediticia de 280 mil millones de pesos, a la vez que de 2017 a 2018 los productos de cofinanciamiento incrementaron de 42 mil millones de pesos, a 44 mil millones de pesos.

Respecto a las declaraciones del economista en Jefe de BBVA Bancomer, Carlos Serrano, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) puntualizó que de 2017 a 2018, el total del monto colocado por la banca comercial en crédito hipotecario creció de 144, 466 millones de pesos a 164, 037 millones de pesos. Lejos de contraerse, el mercado hipotecario tuvo un claro crecimiento.

Agregó que BBVA Bancomer logró que la participación de productos en el Instituto como porcentaje del total colocado por el banco, pasara de 15% en 2017, a 22% en 2018. En otras palabras, los productos crediticios del organismo y el banco hicieron de manera conjunta, crecieron a partir del nuevo plan de crédito de la dependencia.

“Tenemos el mandato social de financiar el patrimonio de todos los trabajadores sin distingo. Nuestra vocación histórica ha sido la de otorgar crédito a aquellos que no tienen ninguna otra alternativa de financiamiento. Esa es y será nuestra esencia y misión”, concluye el documento.