Un recorrido íntimo a través de la vida de los hermanos Jesús, Ricardo y Enrique Flores Magón, así como sus relaciones, marcadas por la unión, la separación y la reconciliación, es la propuesta de la exposición Anarquistas. Libros, Regeneración y Revolución de los Flores Magón, en el Museo Nacional de la Revolución. 

El titular de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México(SCCDMX), Eduardo Vázquez Martín, y Diego Flores Magón, descendiente de los luchadores sociales y curador de la exposición, se encargaron de abrir las puertas de esta exposición.

La ruta vital de los Flores Magón es reflejada en el montaje que está abierto al público desde el 27 de septiembre mediante documentos y piezas, algunos inéditos, que recuperan también una época convulsa de ideas libertarias y de derechos sociales de la cual estos revolucionarios fueron actores sobresalientes.

“Si hay una palabra, un concepto malentendido en los últimos años, es el del anarquismo y entender esta expresión de pensamiento es urgente; creer que éste es una forma irracional e inútil de la violencia es una enorme confusión”, expresó Eduardo Vázquez. 

Los hermanos Flores Magón, dijo, “trajeron a nuestra cultura, compartieron dentro de nuestra vida política la idea del anarquismo como la crítica al poder, a la injusticia, el amor a la imaginación y el inmenso respeto a la palabra. El pensamiento anarquista nos heredó el inmenso odio a la tiranía absoluta, desconfianza del poder como fuente de corrupción”.

Por ello, agregó Eduardo Vázquez, el pensamiento de los hermanos Flores Magón es muy pertinente, así como su idea de una regeneración que nace de la solidaridad humana, el respeto a la palabra, al trabajo colectivo y de la resistencia a cualquier forma de opresión y tiranía.

“Encontrarse ahora con los Flores Magón en este monumento (el Museo Nacional de la Revolución está en el sótano del Monumento a la Revolución), donde fundamentalmente se intentó dar una idea institucionalizada de la revolución, en una forma única del poder, de la revolución como simulación de las causas profundas, es importante hacer esta exposición aquí, creo que es un acto de desagravio al concepto de revolución”, expuso.

Diego Flores Magón comentó que el montaje pretende constituir “un arco grande, un arco casi total que comprende la vida de los hermanos revolucionarios, desde el origen, su vida estudiantil, las circunstancias que los mueven a la acción política y también documentos más o menos comunes de la vida familiar como tarjetitas de felicitación o poemas”.

En la exposición Anarquistas. Libros, Regeneración y Revolución de los Flores Magón, añadió el también director de la Casa de El Hijo del Ahuizote, se buscó plasmar los elementos que pueden ilustrar los tres ejes que movieron al pensamiento y la lucha de estos personajes históricos: la revolución, la imprenta y la cárcel.

La muestra consta de 116 manuscritos, varios libros, 28 periódicos, 56 fotos y 28 objetos pertenecientes al acervo de la Casa de El Hijo del Ahuizote. En el montaje algunos documentos inéditos corresponden a cartas amorosas, dibujos, instrumentos musicales, vislumbres sobre la juventud, noticia de pasajes poco conocidos de la vida de estos hermanos.

La exposición Anarquistas. Libros, Regeneración y Revolución de los Flores Magón, permanecerá abierta al público hasta enero de 2019 en el Museo Nacional de la Revolución, recinto de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (SCCDMX), que se ubica en Plaza de la República s/n, colonia Tabacalera.