Con la finalidad de involucrar a los jóvenes arquitectos en el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México (Cam-Sam) se presentó la segunda edición del Premio Félix Candela.

Por Noé Álvarez

Durante la presentación del galardón, Susana Miranda, presidenta del Colegio, detalló que el tema de este año será la creación de un Museo Nacional de Arquitectura, inmueble que será testigo fiel y memoria del recorrido en el tiempo de esta profesión.

“El objetivo del premio Félix Candela es que los jóvenes arquitectos expongan la importancia de esta profesión en la ciudad y en la sociedad, además contaremos con el apoyo de la Universidad Iberoamericana, la Facultad de Arquitectura de la UNAM y del Instituto Español de Arquitectura”.

Jesús Rubio, presidente del Instituto Español de Arquitectura, refirió que para calificar a los concursantes se valorará la conceptualización arquitectónica y la originalidad, así como la solución a nivel técnico y constructivo de los proyectos.

Asimismo, comentó que las inscripciones comenzaron el 16 de septiembre y finalizaron hace una semana con una cifra similar de proyectos recibidos que en la primera edición del premio.

También, adelantó que durante estos meses se revisarán los trabajos y será hasta abril de 2019 cuando se lleve a cabo la entrega de los premios en el Cam-Sam a los tres primeros lugares. Los premios para el primer lugar consistirá en 90 mil pesos; para el segundo 40 mil y para el tercero, 25 mil pesos a repartirse entre los integrantes.

De acuerdo con el Cam Sam, el año pasado se registraron cerca de 450 proyectos, de los cuales ocho llegaron a la primera fase donde tomaron talleres intensivos con diversos arquitectos españoles de renombre, que ayudaron a crear sinergias con los jóvenes para perfeccionar sus ideas y pasar a la segunda fase de la premiación.