La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) en Torreón levantó la voz y comentó que los recursos para este año son un severo golpe para los desarrolladores de vivienda del país.

De acuerdo con Rogelio Barrios Cázares, presidente de la Cámara en Torreón la reducción de los subsidios, que pasaron de 4 mil millones de pesos en 2018 a solo 400 millones de pesos este año, “cancela toda posibilidad para miles de trabajadores, que en el caso de La Laguna, de no alcanzar el puntaje requerido”.

“La explicación que da la Sedatu es que los recursos van a parar a otras partidas como son las remodelaciones o construcción de cuartos y letrinas; no es lo mismo, pero qué vamos a hacer con el inventario existente de más de mil casas que ya tenemos construidas, a quién se las vamos a vender”, precisó.

En este sentido, argumentó que en el estado existen miles de trabajadores que están a la espera de alcanzar el puntaje con Infonavit, pero con su salario menor a 2.6 salarios diarios, de tal forma que forzosamente requieren de un subsidio de parte del Gobierno Federal.