En entrevista para En Concreto, el presidente de la CMIC hizo un llamado al Presidente Andrés Manuel López Obrador a reconsiderar la decisión de emplear al ejército para la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, luego que esta medida afectaría a las pequeñas y medianas empresas, lo que impactaría la generación de empleos.

Por Redacción En Concreto

“Queremos que todas las obras sean en libre competencia, transparentes, que se evite malos manejos y posibles actos de corrupción, no señalamos que el ejercito los vaya a cometer; sin embargo, en ocasiones pasadas donde se empleó este esquema vemos que los trabajos terminan subcontratándose, lo cual termina por afectar a las empresas por los temas de costo y tiempo que se demandan”.

Enfatizó que, si bien los empresarios están muy animados en participar en los programas de infraestructura del Presidente con la intención de generar empleos y desarrollo regional, de agosto a la fecha muchos empresarios que operan obras públicas se desmotivaron al ver que con este tipo de anuncios no habrá oportunidades a corto plazo.

“Otro punto que es importante considerar en la participación de la iniciativa privada es la derrama económica que genera, ya sea por la generación de impuestos y empleos formales, luego que se crea un recurso revolvente que ayuda a no romper el ciclo de inversión en infraestructura que requiere el país a largo plazo.

PRESUPUESTO 2019

Sobre el presupuesto que se contempla para el próximo año, el empresario señaló que, si bien se contempla un crecimiento del 4% en los recursos destinados a la infraestructura con un presupuesto de 676 mil millones de pesos, no corresponde a lo que el país requiere para ser más competitivo y productivo.

“El monto no fue lo que se platicó con el equipo del Presidente, les expresamos que la Cepal establece que los países de América Latina requieren una inversión que oscile entre 5 y 8% -aproximadamente 776 mil millones de pesos. En este momento la cantidad a operar representa solo el 2 por ciento”.

Agregó que para hacer más vigorosa la derrama del sector, la iniciativa privada tendrá que buscar proponer diversos proyectos de Asociaciones Público Privadas, de tal forma que la diferencia en inversiones se reduzca y México sea más competitivo en materias de infraestructura.

 Por otro lado, el empresario indicó que cerraron un año complicado con un crecimiento del 1.6%, luego que del presupuesto establecido para el año 625 mil millones de pesos sólo se ejerció el 70% de los programado.