Co-living podría no ser una solución de vivienda en México

325

El co-living es una tendencia que tiene fuerza en México, pero puede provocar hacinamiento al reunir a muchas personas en espacios muy pequeños, aseguró Javier Tapia, director ejecutivo de Previsión Legal.

Por David Romero y Noé Álvarez

En entrevista para En Concreto, Javier Tapia indicó que esta nueva solución se arrendamiento para las generaciones más jóvenes de mexicanos podría no ser la solución adecuada para desarrollar vivienda, puesto que sólo funcionaria para un periodo de vida donde los jóvenes empiezan a desarrollarse profesionalmente.

Argumentó que este segmento de la población, aunque no piensen en formar una familia por el momento, más tarde lo puedan considerar de modo que la vivienda en la que se alojan no va a ser suficiente para cubrir sus necesidades.

“El co-living hará que la gente viva en espacios demasiado pequeños y que las zonas menos usadas de un buen inmueble sean comunes. Este modelo funciona para un periodo de la vida limitado”.

SOLUCIÓN DE VIVIENDA

Enfatizó que la falta de vivienda en el país para los jóvenes es una problemática que sólo se puede atacar si se les ofrecen tasas de interés competitivas a los inversionistas para que éstos puedan desarrollar inmuebles que las próximas generaciones puedan adquirir.

Refirió que es necesario contar con otros esquemas de comercialización, facilitados por el gobierno, como es el caso de las mutualidades, donde un grupo de empresarios contribuiría una cuota periódica para la financiación de viviendas.

En ese sentido, puntualizó que es imprescindible una buena legislación para arrendamiento, de tal modo que los procesos sean más prácticos y así poder detonar el mercado de rentas.

“Hace falta una formalización jurídica de la figura del arrendamiento que sea empujada por la autoridad local, ya que actualmente sólo se rige por los códigos civiles de cada estado”.

Explicó que en la actualidad existen seguros para la renta, tal es el caso de la póliza de servicios jurídicos, que cubre al propietario durante un procedimiento de esta índile del impago por parte de un inquilino y de la fianza tradicional de arrendamiento, donde una afianzadora entra y paga las rentas cuando el arrendatario las deja de pagar.

“ En México existen 5 millones de viviendas en renta, de los cuales sólo una pequeña proporción se hace de manera formal con un contrato”.