Esta época del año provoca que gastemos de más, por lo cual hay que tener presente que una tarjeta de crédito es una herramienta que te ayuda a adquirir productos sin pagarlos al instante o bien una alternativa que te puede ayudar en casos de emergencia, no tomar en cuenta esto podría salir más caro de lo pensado, sobre todo si la utilizas para comprar bienes que se consumen de inmediato, pero la deuda debe continuar pagándose.

En este sentido, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) hace un llamado a la población a evitar sobre endeudarse y te recomienda tomar en cuenta lo siguiente:

  • Aprovéchala para facilitar tus pagos de viaje en estas vacaciones, cubrir urgencias o sucesos inesperados. Si la usas para cubrir tus gastos diarios o excederte en las compras de fin de año, puedes acumular una deuda difícil de pagar, sobre todo ahora que las tasas de interés están en aumento.
  • Revisa y recuerda tus fechas de corte y última de pago.
  • Cubre puntualmente tus pagos, ya que cada vez que dejes de pagar a tiempo aumenta tu deuda y esto puede repercutir en un registro negativo de tu historial crediticio, además de que te cobran una comisión por pago tardío.
  • Abona más del mínimo señalado en tu pago mensual, así reducirás el monto y plazo de tu deuda, además de mantener el control de tus finanzas.
  • Cancela la tarjeta de crédito que no uses. Así evitarás pagar anualidades innecesarias.
  • Al pagar con ella, solicita que hagan la operación en la Terminal Punto de Venta (TPV) en donde tú estés, así evitaras que te puedan clonar el plástico o que hagan cargos indebidos.
  • Revisa siempre el estado de cuenta y conserva tus comprobantes. En caso de errores u omisiones podrás presentar aclaraciones con estos documentos.
  • En caso de robo o extravió, repórtala de inmediato, procura siempre tener a la mano el número telefónico del banco.

Ahora bien, si lo que requieres es efectivo debes tomar en cuenta las comisiones que cobran los cajeros automáticos por retiro de efectivo y consulta de saldo de tu tarjeta de crédito o débito en RED. Ten presente que al disponer de efectivo en un cajero automático distinto al tuyo con tu tarjeta de crédito (TDC) la comisión incrementa, ya que además de cobrarte la comisión por uso de cajero automático, la Institución Financiera con la que tienes tu TDC también te cobra la comisión por disponer de efectivo y ésta puede variar entre 1.5% hasta 10% del importe dispuesto.

Si haces uso de un cajero automático nunca está de más tomar ciertas precauciones que aunque parezcan mínimas, incrementan tu seguridad y reducen el riesgo a que seas víctima de algún delito. Antes de insertar tu tarjeta verifica que la ranura no tenga objetos que parezcan sospechosos o ajenos al cajero; haz lo mismo si lo percibes donde sale el dinero y teclado. En caso de que notes algo, no lo utilices y repórtalo con la Institución Financiera.