San Luis Potosí se encuentra rodeado de historia, belleza y magia. Hay actividades para todos gustos, desde parques hasta museos y plazas púbicas, así que no te pierdas la oportunidad de conocer esta ciudad y regalarte y propósito este año.

PARQUE TANGAMANGA I.  Se considera uno de los parques urbanos más grandes de México y el pulmón de la capital potosina.  En este lugar podrás disfrutar de paseos en bicicleta o a pie; así como de su lago y los paisajes que el parque brinda. Dentro de este lugar se encuentra el Museo Laberinto que ofrece exposiciones temporales, salas interactivas e incluso en días específicos apreciar espectáculos al aire libre.

CENTRO HISTÓRICO EN TRANVÍA. El centro de la ciudad de San Luis Potosí fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, así que es una parada imperdible si te encuentras en el destino. La mejor manera de recorrerlo es en el Tranvía que se ubica frente a la Catedral, pues además de ofrecer la mejor vista, también escucharás la historia de cada sitio emblemático de ese cuadro potosino.

CENTRO DE LAS ARTES/MUSEO LEONORA CARRINGTON. Este es un edificio que diseñó en 1890 el Arquitecto Carlos Suárez Fiarlo, originalmente fungía como cárcel y entre sus celdas estuvo preso un mes Francisco I. Madero, su celda aún se conserva, así como algunas puertas y fotos de la construcción original mientras fue prisión.

Actualmente, además de albergar una pequeña exposición del pasado de la construcción, y de ofrecer recorridos por sus instalaciones,  también es sede del Museo Leonora Carrington, el  cual se inauguró el año pasado y es el primer espacio dedicado a la artista surrealista. En él encontrarás esculturas, grabados, pinturas, joyas y objetos personales ella.

OTROS ESPACIOS CULTURALES. También puedes visitar los MUSEOS DE FEDERICO SILVA, DEL FERROCARRIL O DE LA MÁSCARA. El primero fue abierto al público en 2003 y expone esculturas contemporáneas; por otro lado; el del Ferrocarril es considerado uno de los más bellos de México, se ubica a un costado de la vieja estación de pasajeros, y muestra trenes antiguos, un mural de Fernando Leal, y detalles sobre el pasado de este medio de transporte.

El Museo Nacional de la Máscara, lo podrás encontrar enfrente del Teatro La Casona, éste resguarda diversos ejemplares de máscaras provenientes de distintos puntos del país.

Y por la noche, para rematar, el Centro Histórico es una gran alternativa para pasar un rato de diversión en alguno de sus bares y salones de baile. Hay para todos gustos: música en vivo, cafés, cantinas y restaurantes de todo tipo de comida.