La vivienda en renta y vacacional serán los rubros que tendrán mayor dinamismo durante el año. Se espera que el segmento residencial crezca dos puntos porcentuales más que el sector inmobiliario en general.

Por David Romero

El sector residencial será el segmento inmobiliario que más crecerá en 2019; el bono demográfico, el rezago habitacional y las condiciones económicas del país son factores que aseguran su dinamismo, informó Pablo Vázquez Rodríguez, presidente electo de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

De acuerdo con la Asociación, la necesidad de vivienda en el país oscila entre los 10 y 11 millones de soluciones habitacionales; lo cual representa un enorme potencial de mercado sí se considera que la cartera hipotecaria en México es de las más en el mundo con una participación de 6 por ciento.

En conferencia, el empresario explicó que el incremento en la tasa de referencia y la disminución en el presupuesto para el programa de subsidios a la vivienda no afectarán a la industria, por lo que esperan un crecimiento anual del 7%, dos puntos porcentuales por arriba del sector inmobiliario en general.

Explicó que si bien en el presupuesto se observó una reducción dentro del programa de subsidios, confían que con el paso de los meses se irán modificando las políticas y los programas de vivienda, de tal forma que se logre aterrizar la visión social que tiene está administración.

“Estamos seguros que con el paso de las semanas se modificarán esa políticas, seguramente se tendrán buenas noticias –como los 400 millones de pesos anunciados recientemente para los derechohabientes del Infonavit–, es importante recordar que la visión de la nueva administración va enfocada a apoyar al segmento social”.

Sobre el impacto de un posible incremento en las tasas de interés en las hipotecas, Vázquez Rodríguez precisó que la oferta de financiamiento aún se conserva en un excelente momento, ya que no sólo conservan tasas fijas, sino también el promedio que posee la industria -11%- representa todavía buenas opciones para el consumidor.

Los segmentos que tendrán mayor dinamismo en el año, de acuerdo con el presidente nacional del AMPI, son la vivienda de lujo, la vacacional y el arrendamiento –incluido co-living–, este último con un incremento de 4 puntos porcentuales, pues la demanda los llevará a pasar de 16 al 20% del mercado.