El plan de inversión para la creación de infraestructura que ha expresado el nuevo gobierno federal, será un detonante para la economía del país, comentó César Ramos García, Presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), delegación Ensenada.

Explicó que actualmente existe un decrecimiento de la inversión pública en infraestructura, la cual cambio durante los últimos 10 años al pasar de 5% del Producto Interno Bruto (PIB) al 2.3%, por lo que reconoció que la nueva administración busque invertir cerca del 4% del PIB a este rubro.

Destacó que se valoran de manera positiva los proyectos a nivel nacional que ha planteado el jefe del ejecutivo como lo son la construcción de dos refinerías, el Tren Maya y el Tren del Istmo que une a Salina Cruz con Coatzacoalcos.

De igual manera mencionó que la realización de estos proyectos ha atraído la atención de constructoras e inversionistas de todos los niveles, los cuales han expresado su intención de participar y recomiendan al jefe del ejecutivo anteponer los criterios técnicos a los políticos.