El primer tema que nosotros vemos de cara al próximo sexenio es la falta de recursos, es claro que enfrentamos un reto económico para satisfacer la demanda que hay. Sin embargo, la solución no sólo es imputable al gobierno, simplemente no hay suficientes recursos para atender tal necesidad.

Por Redacción En Concreto

Publicado en el libro “La vivienda, de cara al nuevo sexenio”

Carlos de la Garza Herrera, presidente del Consejo Nacional de Vivienda Verde Sustentable (Convives), explicó que el subsidio se ha convertido en un tema de incertidumbre para la industria, ya que cada diciembre tanto empresarios como consumidores viven con el “Jesús en la boca” pensando si habrá o no el recurso para el próximo año.

“Nosotros pensamos que hay que impulsar  una reforma  a  nivel  de  Ley  de  Egresos  de  la Federación para que el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) incluya como una  partida  obligatoria  el  tema  de  subsidio  a la vivienda para los no afiliados. Eso va  a   dar mucha certeza jurídica, va a permitir que empresarios invirtamos a largo plazo, pensemos en esquemas a futuro, que hoy no tenemos, simplemente porque falta esa certeza”.

Detalló que si bien será importante conservar las subvenciones como acelerador de la industria, también son necesario otros mecanismos, ya que las acciones para disminuir el rezago habitacional no pueden sustentarse en la aplicación de subsidios o en el fondeo gubernamental, porque nunca se tendrán los recursos suficientes para cubrir toda la demanda.

“Es necesario buscar un fondeo blando y de alto riesgo, mismo que debe está relacionado con el cumplimiento de metas de pago, pero también de desarrollo personal y social. De igual manera, tenemos que buscar  la  participación de otros actores que logren complementar el subsidio federal con esquemas de garantías al crédito”.

En este sentido, reconoció la  participación  del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), a través del seguro que ofrece de cobertura de primeras pérdidas. No obstante, indicó que se debe potenciar más, darle más volumen a este tipo de instrumento, por lo que se deben unir esfuerzos con Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).

“Nosotros estamos convencidos de que si se trabaja en un esquema de garantías sólido para crédito de no afiliados en donde obviamente los esquemas sean súper rápidos en la devolución de garantías, y por otro  lado  haya  esquemas en donde se premie el plazo particularmente para aquellos que ganan menos de 2.6 sumas, creemos que eso sería muy bueno”.

De acuerdo con el entrevistado, el financiamiento debe ser canalizado a quien más lo necesita, pues si bien hay mucho que hacer en términos de cantidad; cada año se edifican 450 mil viviendas, esas casas son las que construyen las empresas y se pueden medir, por lo  que falta considerar las que hace la gente y que esa información debe ser conocida para poder hacer mejor las cosas.

En el año, según estimaciones de Convives, este segmento poblacional registra una demanda de 150 mil viviendas, de las cuales únicamente se concretan entre 50 mil y 60 mil inmuebles. “Urge crecer en la oferta, de lo contrario las necesidades crecerán desproporcionalmente y será difícil atender a la población en rezago”.

“Estamos convencidos de que el diálogo debe de continuar. No importa a cuál partido pertenezca el Presidente, debemos poner a México adelante y concentrarnos en atender a estos 6 millones de mexicanos no afiliados, que no tienen acceso a una vivienda digna. A final de cuentas la gente más cercana a estas personas es la gente de los municipios que está coordinada con su estado”.

Informó que hay mucho trabajo que se ha hecho –claro que es perfectible– y que merece continuidad transexenal; por lo cual los candidatos que resulten electos deberán analizar cómo va el sector, antes de opinar, componer o detener la autoproducción de vivienda para los más necesitados.

“Hay una gran lección que nos deja la historia de los Organismos Nacionales de Vivienda – Infonavit o Fovissste– que con el paso de los años lograron materializar sus instrumentos de crédito a largo plazo, fortalecer la atención al segmento de la población que cubren, sin dejar de innovar cuando las necesidades de la sociedad lo demandaba, y hoy son un gran impulsor del sector”.

MENOR TRAMITOLOGÍA

Por último, el empresario señaló que un gran pendiente para la  industria  es  la  tramitología y la certeza jurídica del suelo, por lo que pidió flexibilizar estos temas en las comunidades rurales, de tal forma que se impulse no sólo la autoconstrucción, sino también se fortalezca el tejido social en la comunidades.

“Pensamos que la vivienda se debe de poder construir particularmente la de autoproducción, que normalmente está fuera de los perímetros de contención urbana. Todo  el mundo ve el tema de que el suelo en la zona rural sobra, pero la realidad es que esta gente quiere vivir junta, no quiere vivir a un kilómetro de sus papás.

Añadió que el asunto a reflexionar  también es cómo hacer pequeños desarrollos verticales de 2 a 3 pisos generando comunidad, ayudar a la integración de algunos grupos sociales que conviven; por ejemplo, los menonitas y otro tipo de comunidades que están organizadas y que quieren estar juntos.

“El hecho de que no podamos hacer segundos o terceros pisos limita el tema del uso del suelo, al final para ellos también es un recurso de producción. Entonces es un tema que creo que debemos de voltear a ver”, opinó.

SUELO URBANO

Señaló que siempre  hablar  de  expropiación es un tema muy complejo porque es quitarle    la propiedad privada a alguien que ya la tiene; sin embargo, siendo una causa de utilidad pública tal como lo dice la Constitución, podría analizarse.

“Yo coincido con la visión de que el suelo urbano debe de aprovecharse. Y ciertamente creo que hay que poner ciertos plazos, más que expropiar, para que se construya, sobre todo cuando existe una gran demanda o población que la necesita. Y si no, penalizar a través de otros esquemas como pueden ser sanciones en monto de licencias o en densidad, que eso va a desincentivar la especulación”, concluyó.

Si desea conocer las reflexiones y opiniones de más de 100 voces expertas del sector, te invitamos a obtener este libro. Sólo envía un correo a [email protected]  o marca el número telefónico: 11076783