Miguel Ángel Torruco, secretario de turismo, debe trabajar para que lleguen al país 61 millones de visitantes  en  2024,  una  cifra agresiva pero lograble, de acuerdo con Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET).

Por Ana Martínez

Texto publicado en la revista Tu Guía En Concreto no. 73

El líder de la CNET entregó un documento en el que exponen las inquietudes de los empresarios, con el fin de apoyar al gobierno entrante a mejorar e impulsar el turismo, el cual “debe ser visto como un negocio y como tal explotarlo”.

Dentro de estas peticiones está la diversificación de productos turísticos, es decir, ir más allá de los destinos de sol y playa que son reconocidos en el país, y apostarle a otros segmentos.

En este sentido, Jorge Manos Esparragoza, presidente de la Asociación de Secretarios de Turismo (Asetur), coincidió en que es necesario explorar los destinos turísticos para reconocerlos y potencializar sus productos, porque cada uno tiene una vocación distinta.

Dentro de los  beneficios  que  traería  una  mayor  oferta,  está  el desembolso de más dinero por parte de los turistas, cifra que    el CNET calcula que se puede aumentar, al pasar de 800 a 1,250 dólares por viajero.

“Se busca subir de posición en el ranking mundial de turistas de la OMT, en el que actualmente estamos en el sexto lugar, con 39.3 millones de turistas; mientras que en captación de divisas estamos en el 15, con 21.3 mil millones de dólares, cifra que debe aumentar a 46 mil millones de dólares”, aseguró el líder de CNET.

De acuerdo con especialistas, para llegar a la meta se debe mejorar la seguridad de los destinos, incorporar la tecnología, capacitar a los servidores y diversificar productos para hacer a México más competitivo.

“Este gobierno debe tomar decisiones de manera profesional, dejar a un lado los impulsos. El silencio que tuvieron con decisiones como el NAIM, que dejó entrever que ni ellos sabían qué hacer, parecía que todo era improvisado”, manifestó Azcárraga.

INSEGURIDAD, EL GRAN PENDIENTE

Enrique de la Madrid, ex secretario de turismo, reconoció que hay que mejorar la seguridad no solo en los datos, sino en la percepción. “Ese es el tema principal y es el tema al que le tenemos que poner más talento”.

Respecto a esto, Jorge Manos señaló que la inseguridad provocó que la tendencia de turistas vaya a la baja. En septiembre de este año, el Inegi reportó que el ingreso de viajeros a México cayó 13.8%; aunque según el instituto, se debió a la presencia de sargazo en playas del Caribe.

Un ejemplo de esta situación es Los Cabos, Baja California Sur, destino que sufrió los efectos de la inseguridad lo que le provocó una pérdida de 15 millones de pesos por la baja en el tema de reservaciones de eventos e individuales, aseveró Rafael Hernández, presidente de Wold Meetings Forum (WMF).

Respecto a esto, Pablo Azcárraga, recomendó blindar los destinos turísticos en las aéreas donde se desplazan los viajeros. “Es una opción viable, es una buena práctica que podría llevarse a otras ciudades de diferentes tamaños”, afirmó.

OTROS RETOS

La digitalización, capacitación y diversificación de productos son necesarios para modernizar la industria turística, ya que las necesidades de los viajeros han evolucionado, lo que permite el éxito de modelos de hospedaje o de reservaciones en línea.

Asimismo, reformar algunas leyes permitiría que inversionistas voltearan a ver a México, como es el artículo 27 constitucional, el cual prohíbe la venta de tierras a extranjeros, lo cual para el líder del CNET es un freno innecesario: “es algo que obsoleto que limita el desarrollo turisitco del bien raiz de alto nivel, que podría crecer de acuerdo a los retirados estadounidenses que ven en México un lugar viable para su retiro”.