El municipio de Bustamante recibió la denominación de Pueblo Mágico durante la inauguración de 5ta Feria Nacional de Pueblo Mágicos, en Morelia Michoacán, a manos de Enrique de la Madrid, secretario de turismo.

Con esta denominación, Nuevo León contará con tres Pueblos Mágicos: Santiago, Linares y Bustamante, que promoverán sus atributos simbólicos, historia y la magia que emanan en cada una de sus manifestaciones socio-culturales, las cuales significan una gran oportunidad para el aprovechamiento turístico.

POTENCIAL TURÍSTICO 

Bustamante, un oasis natural en el Estado, es famoso por su gastronomía, sus grutas, el ojo de agua de San Lorenzo, sus cañones y parques recreativos, el lugar propicio para disfrutar de la tranquilidad rodeado de la naturaleza y hermosos paisajes.

A tan sólo 75 kilómetros de Monterrey, se pueden encontrar un oasis neolonés, tomando la carretera Colombia o la carretera Laredo. Su historia inicia el 16 de septiembre de 1686 cuando varias familias tlaxcaltecas llegaron a esta región y fundaron este poblado con el nombre de San Miguel de Aguayo de la Nueva Tlaxcalteca en honor al Marqués de San Miguel de Aguayo.

Convirtiéndose en Villa el 27 de febrero de 1832 con el nombre de San Miguel de Bustamante, el cual lo recibe del militar y ex presidente de México, Anastasio Bustamante.

Descubiertas en 1906, las Grutas de Bustamante, se ubican a tan sólo 6 kilómetros del centro histórico, con sus sorprendentes alineaciones rocosas, las estalactitas y estalagmitas ofrecen al turista un recorrido espectacular, además de ser las únicas grutas de Latinoamérica 100 % accesibles, ya que el recorrido cuenta con andadores en un mismo nivel.

Otro lugar impresionante es el Cañón de Bustamante, un sitio natural de este municipio donde se pueden realizar diversas actividades al aire libre, como caminata, campista y bicicleta de montaña, para los amantes del deporte extremo. Los centros recreativos y parajes como el Molino y la Alameda brindan una estancia familiar cómoda y fresca, con áreas de descanso, albercas, palapas, asadores y juegos infantiles.

Sus  artesanos elaboran productos hechos con latón y fibras vegetales, con las que se confeccionan sombreros y cestos de trenza de palmito. No puede faltar el famoso mezcal de Bustamante, pues ya se le conoce al municipio como un fabricante de esta bebida, el cual se elabora con técnicas de hace siglos.

El pan tradicional es  la semita, un deleite al paladar, pues se hornea a la antigua, con hornos de adobe donde se produce una  gran variedad de pan como las polkas y empanadas de nuez, calabaza, piña, leche quemada y piloncillo.

IMPULSAR TURISMO 

Ante este nombramiento, Miguel Cantú, subsecretario de turismo de Nuevo León, celebró la obtención de la denominación de Bustamante: estamos muy contentos; hay que decir que esta denominación honra a todos los que han trabajado a favor del  turismo , como su comunidad, su gente, su comité pro pueblo mágico, a todos felicidades”.

Añadió que esto ayudará a potencializar más el turismo, además de fortalecer los municipios aledaños como Sabinas, Villadama, Lampazos y Anáhuac y la zona de Mina, Abasolo y García, “esto confirma que la unión da resultados, el trabajo en equipo entre la iniciativa privada del turismo, la academia y nuestros gobernantes estatales, federales y locales hoy están dando frutos”.