Juan Pablo Castañon, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), señaló que el rechazo a la recompra de bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es muestra de la incertidumbre actual del país.

Por Ana Martínez

Durante una reunión con medios de comunicación, el presidente del CCE indicó que el modelo de compra de los bonos del fideicomiso que financía la construcción del aeropuerto de Texcoco no está funcionando, porque genera incertidumbre, lo que refleja “una realidad económica qué hay que atender”.

Castañon mostró su preocupación en que los tendedores del aeropuerto exijan más del 100% de su valor; y esto implique comprometer recursos públicos para el pago más allá del impuesto aeropuertuario, lo que podría entrar en una negociación que se puede tornar larga. “Recomiendo que trabajen en la confianza para atraer más inversión. Ningún gobierno puede avanzar sin el apoyo de los empresarios”, afirmó. En cuanto a la habilitación de la base aérea de Santa Lucía, que recibirá vuelos internacionales, según Miguel Ángel Torruco, secretario de turismo, Castañon aseguró que aún faltan estudios de viabilidad, lo que da tiempo a reflexionar sobre la cancelación del NAIM. Reconoció, además, que están de acuerdo con las líneas de acción del nuevo gobierno en combatir la corrupción, la inseguridad, erradicar la pobreza e impulsar la economía de sureste del país.