Ante el desabasto de gasolina que tiene el país, la industria automotriz advirtió que de no resolverse a tiempo, podrían provocar el cierre de algunas plantas del sector.

Por Ariana Cruz Abeyro

En conferencia de prensa, la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA) y la de la Industria Automotriz (AMIA) hicieron un llamado al Gobierno Federal para que normalice el abasto de combustible en el país, para que no afecte a las armadoras al grado de cerrar sus instalaciones.

Guillermo Rosales Zarate, director general adjunto de la AMDA, aseguró que el desabasto de gasolinas ha provocado retrasos en la entrega de vehículos en los centros de distribución de Michoacán.

“Los distribuidores de automotores han reportado problemas para la entrega de vehículos nuevos en Michoacán, ya que hay desabasto de combustible de primer llenado, el cual tiene estándares más elevados de calidad que el ofrecido en las gasolineras”, dijo.

En este sentido, Eduardo Solis Sánchez, presidente ejecutivo de la AMIA, explicó que la falta de combustible podría presentar afectaciones al sector debido al retraso en la entrega de componentes, consecuencia de la falta de movilidad tanto de los empleados como de los proveedores.

“Cuando se detienen partes y componentes de una industria que trabaja sin inventarios y en la cual el sistema logístico funciona perfectamente, se muestran afectaciones derivadas de los bloqueos del transporte”, concluyó.