El sector inmobiliario crecerá entre 5.5 a 6% durante 2019, lo cual significa que mantendrán los niveles observados en los últimos dos años, estimó Pablo Vásquez, presidente nacional electo de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

Por David Romero

En conferencia, el empresario indicó que si bien se espera un año lento -como cada inicio de sexenio-, será hasta el segundo semestre cuando la actividad empieza repuntar, pues existen las condiciones económicas y sociales para esperar buenos números.

Detalló que el Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), las políticas públicas de seguridad que impulsa la administración federal, el bono demográfico, así como la sobre demanda de vivienda son elementos para potenciar al sector, sobre todo en los segmentos residencial, industrial y de oficinas.

De acuerdo con la AMPI, los estados que tendrán mayor actividad en el año son Nuevo León, Estado de México, Jalisco, Ciudad de México y Chihuahua, sobre todo en la parte residencial, así como Quintana Roo y Baja California en el tema hotelero.

Sobre la industria de la vivienda, Pablo Vásquez indicó que ésta crecerá por encima del promedio, con niveles superiores al 7%; sin embargo, para que eso suceda será necesario que conforme pasen los meses se vaya ajustando la política y programas del gobierno.

“Estamos seguros que con el paso de las semanas se modificarán esa políticas, seguramente se tendrán buenas noticias –como los 400 millones de pesos anunciados recientemente para los derechohabientes del Infonavit–, es importante recordar que la visión de la nueva administración va enfocada a apoyar al segmento social”, concluyó.