La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (CANADEVI), celebró su comida navideña con la participación de importantes invitados de honor: Armando Rosales García, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda; Víctor Fuentes Solís, presidente de la Comisión de Ordenamiento Territorial y Vivienda de la Cámara de Senadores; Carlos Martínez, próximo director general del Infonavit y Edna Elena Vega Rangel, titular de la Comisión Nacional de Vivienda.

“Este fin de año presenta un reto muy particular frente a la entrega, al Congreso de la Unión del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019, programada para realizarse el 15 de diciembre, especialmente porque hay miles de familias en espera de poder contar con una vivienda puesto que desde hace más de un mes se agotó el presupuesto de este año, el cual fue insuficiente”, comentó Carlos Medina Rodríguez, presidente nacional de CANADEVI.

Durante su participación, Armando Rosales García destacó que tanto el sector público como privado comparten los mismos puntos de vista, los mismos objetivos y los mismos principios que se resumen en la necesidad de un sector vivienda fuerte con producción de vivienda fuerte. Adicionalmente, Rosales García resaltó que muy pronto se presentarán los avances de la Política Nacional de Vivienda de los próximos seis años.

Por su parte, Víctor Oswaldo Fuentes Solís, presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Cámara de Senadores, enfatizó que esta mañana se llevó a cabo la reunión de esta Comisión, con la participación de CANADEVI, para conocer la importancia de la vivienda en la economía del país, con resultados muy positivos que serán presentados próximamente.Asimismo, afirmó que sería imposible pensar que un gobierno tuviera por sí mismo la capacidad de construir 10 millones de viviendas sin ayuda del sector privado, por lo cual este reto le corresponde tanto a los gobernantes como a los industriales.

Asimismo, afirmó que sería imposible pensar que un gobierno tuviera por sí mismo la capacidad de construir 10 millones de viviendas sin ayuda del sector privado, por lo cual este reto le corresponde tanto a los gobernantes como a los industriales.

Carlos Martínez, próximo director general de Infonavit, afirmó que se recuperarán las condiciones de diálogo que se han perdido en el Instituto y, durante la sesión de Consejo, se revisaron diferentes requerimientos para impulsar al sector en el 2019, tales como la optimización del Programa Operativo Anual sin afectar áreas sustantivas, así como la mejora a la atención a los derechohabientes del Instituto.

En su participación, Edna Elena Vega Rangel, director general de la Comisión Nacional de Vivienda resaltó que “con ustedes tenemos unos aliados necesarios, indispensables y vamos a caminar juntos. Pueden tener certeza hacia la industria y estamos convencidos que por el bien del país necesitamos trabajar juntos para la población más vulnerable”.

En el marco de la celebración, se firmó un convenio con la Fundación Construyendo y Creciendo, A. C., para conjuntar esfuerzos para que más trabajadores de la construcción de vivienda y población se beneficien de la educación continua y para aperturar aulas en cinco estados de la República Mexicana en los que actualmente esta fundación no tiene actividad.

“Las autoridades, como nosotros, están muy conscientes de que el 70% de las viviendas nuevas demandadas son de tipo social, también saben que hay más de 16 millones de derechoahbientes activos del Infonavit que aún no ejercen su crédito y que únicamente se otorgaron 100 mil con subsidio en el 2017; así como que el costo de la tierra intraurbana hace prácticamente imposible desarrollar vivienda social, para lo cual necesitamos trabajar juntos y, desde luego, el capital semilla que representa el subsidio continúa siendo el esquema adecuado”, señaló Carlos Medina Rodríguez, presidente nacional de CANADEVI.

La industria de la vivienda es motor de la economía mexicana, con una contribución del 6% al Producto Interno Bruto (PIB) y es un satisfactor social fundamental con impacto en 37 de las 42 ramas económicas, lo que la caracteriza por contar con una gran capacidad impulsora de empuje y arrastre única a nivel económico. Desde el punto de vista de empuje esta industria produce un efecto en cadena gracias a los insumos que requiere y al incremento en la demanda de bienes y servicios relacionados con la vivienda y, desde el punto de vista de arrastre, este sector demanda una amplia variedad de materiales y mano de obra para construir cada casa.