La Secretaría Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) presentó su propuesta de reconversión para las 783 hectáreas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Destaca la reconversión de sus dos pistas en corredor similar a Paseo de la Reforma.

Por David Romero

En Conferencia, Francisco Covarrubias Gaitán, director general de Coordinación Metropolitana de la SEDATU, explicó que el proyecto, que se desarrollará a la par de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), contempla diversificar los usos de suelo para atender las necesidades sociales y económicas de la población que radica en el oriente del Valle de México.

“Queremos que se constituya en una plataforma de vinculación entre el NAIM y la Ciudad de México, transformando sus pistas en un paseo de la reforma y conformando en su mayoría un gran parque metropolitano”.

Dentro de los inmuebles que contempla la propuesta se encuentran: la ciudad universitaria del oriente , ciudad de la cultura, foro y centro de convenciones , ciudad de los jóvenes, ciudad de la mujer, ciudad de la salud, parque y jardín botánico, así como un parque de diversiones.

Otros proyectos que conforman el proyecto van desde la instalación del parque temático Gran Tenochtitlan, la ciudad de la investigación, instalaciones del Instituto Politécnico Nacional, un centro logístico y de distribución, zona de administración y gobierno, centro corporativo de negocios, hasta una zona hotelera y de servicios turísticos con centro de exhibiciones.

Detalló que la propuesta realizada busca mejorar la calidad de vida de las 6.4 millones de personas que habitan en la zona oriente del Valle de México y abatir los rezagos y desequilibrios sociales ahí presentes, luego en la periferia del AICM el 38% de la población presenta pobreza, el 55% no tienen acceso a la seguridad social, el 30% tiene educación de primaria incompleta.

Por último, el funcionario señaló que para el aterrizaje de este proyecto todavía se requiere integrar los proyectos conceptuales y ejecutivos de la infraestructura, un proyecto urbano, así como la definición de las prioridades y determinar la instancia que coordinará la ejecución del proyecto, además de establecer los mecanismos para su gestión y operación”.

Actualmente el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México posee una superficie total de 783 hectáreas, de las cuales 724 hectáreas corresponden a Ciudad de México y 59 hectáreas en el Estado de México.