De acuerdo con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), este año fue muy complicado, a tal grado que de los proyectos estimados en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 sólo se cumplirán 70 por ciento.

Por Ana Martínez 

En conferencia de prensa, Eduardo Ramírez Leal, presidente de la CMIC Nacional, aseguró que hasta el momento llevan 66% de los planes de infraestructura previstos, pero quedan pendientes “el NAIM, Tren México-Querétaro, carreteras y los puertos”.

En este último punto, refirió que sí hubo participación de la iniciativa privada. ya que 60% de los 3 mil millones de pesos que se destinaron a los puertos se usaron, pero “la falta de plantación y nula visión transexenal” impidieron que mejorara su participación.

“Las obras se hacen sin estudios previos, sin planeación. Los gobiernos anteriores sólo buscaron una gran idea que genere empleos, pero sólo satisfacen algunos cuantos. Cuando Enrique Peña Nieto estaba en campaña hizo muchas promesas que eran inviables, y ahora lo vemos”, aseguró. 

En este sentido, recordó que hay que brindar certeza a los empresarios y que no se les vea como “un freno”, pues actualmente gobiernos, sociedad, escuelas e iniciativa privada quiere que le vaya bien a México. “Todos estamos en sintonía”.

En espera de que sea publicado el Presupuesto para 2019, la CMIC pidió que se incremente al menos a 5% del Producto Interno Bruto (PIB) para obras que necesitan ser atendidas.

TREN MAYA 

Eduardo Ramírez mencionó también que en próximos días se reunirán con Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Turismo, para atender el tema del Tren Maya, el cual consideran de mucha importancia por el trabajo que le llevará a las constructoras del sur.

“Hemos estado atentos a lo que han señalado del proyecto en los diversos medios, sobre la inversión que están proponiendo dentro del PREP, se hablaba de 7 mil 500 millones de pesos. Sabemos que 6 mil millones serán para poner en condiciones la mutad del trazo, y el restante es para estudios, lo cual nos alienta”. 

En este sentido, dijo que les tranquiliza que se esté planeando el proyecto para que genere certidumbre de viabilidad. Hay mucha esperanza en el Tren Maya para el desarrollo del sureste del país.