Las preguntas de seguridad son aquellas que cada usuario define con respuestas personales para que los sitios web sepan que se trata de la misma persona y no de un hacker. Esto sólo funciona para quienes conocen las respuestas.

Por lo general, respondemos nuestras preguntas de seguridad con honestidad, pero hay otras personas que conocen esas respuestas. Es así como gana el hacker. Las respuestas a preguntas como el apellido de soltera de tu mamá, el nombre de tu perro o tu color favorito son fáciles de encontrar con sólo buscar entre tus diferentes cuentas de medios sociales como Facebook o Instagram. También puede ser fácil deducir tus respuestas a partir de fuentes en línea, fotos, amigos, etc.

Ante esta situación la doctora Alissa Johnson, Directora de Seguridad de la Información en Xerox, ofrece algunas recomendaciones para mejorar la seguridad y poner en serios aprietos a quienes pretendan acceder a tu información.

Tres consejos rápidos para elegir las mejores respuestas a las preguntas de seguridad

1.No respondas con la verdad. Nadie dice que las preguntas de seguridad tienen que estar relacionadas con tu información personal o que tienes que responderlas con honestidad. Las preguntas te solicitan información personal para que te resulte fácil recordar las respuestas, pero eso significa que para el hacker también será fácil adivinarlas. La clave es ser consistente. Por ejemplo, si tu color favorito es el rosa, no lo uses como respuesta a una pregunta de seguridad; usa el azul. Un poco de esfuerzo para elegir respuestas nuevas a las preguntas de seguridad puede ser determinante para proteger tu información.

2.Considera crear una persona diferente. Crea una persona completamente diferente cuando respondas preguntas personales en línea. Utiliza la información de alguna celebridad como si fuera tuya, o la información de tu pareja, o inventa una persona completamente diferente para las preguntas de seguridad en línea. La clave es ser consistente para no olvidarlas.

  1. ¡Esfuérzate! Se debe recalcar la importancia de hacer un esfuerzo al momento de elegir tus respuestas. Los consejos en línea sugieren que no elijas preguntas con respuestas difíciles de recordar. Ese es un buen consejo para simplificarte las cosas, pero si es fácil para ti recordar la respuesta, también le será fácil al hacker adivinarla. Esfuérzate por elegir respuestas difíciles, y luego memorízalas.

Un consejo cibernético de regalo: Entre menos se relacionen las preguntas de seguridad con tu información personal, menos gente podrá adivinar las respuestas. Sólo recuerda memorizar tus respuestas.