La decisión que tomo el presidente y los senadores de Morena al rechazar la iniciativa que limita el papel de las calificadoras internacionales, fue aplaudida por la Asociación de Bancos de México (ABM).

Alberto Gómez Alcalá, presidente ejecutivo de la ABM, señaló que la función de las calificadoras es brindar un panorama objetivo y especializado, el cual está dirigido a los inversionistas de manera que les permita tomar mejores decisiones.

Durante la 27 Reunión Plenaria de Consejeros de Citibanamex, precisó las calificadoras no son jueces supremos, por lo que su única función es brindar una opinión objetiva, sensata, neutra y desinteresada con respecto a la capacidad de pago de una empresa o de un país.

“Las calificadoras son agencias especializadas, muy técnicas, que nada más evalúan una cosa muy precisa, que es la capacidad de pago de una empresa, de un país; no hay que pedirles más, no son jueces supremos ni mucho menos”, comentó.

Gómez Alcalá reconoció la labor del mandatario mexicano, Andrés Mauel López Obrador y de la bancada de en el senado para evitar intervenir en el trabajo de las calificadoras internacionales de crédito.