El arribo de caravanas centroamericanas a la zona norte, específicamente a Tijuana generó incertidumbre en el sector inmobiliario y retraso en la compra venta de viviendas por parte de clientes estadounidenses.

Gustavo Chacón Aubanel, presidente del Consejo Estatal de Profesionales Inmobiliarios de Baja California, señaló al respecto que no hubo cancelaciones de contratos, pero si fueron pospuestos para los dos primeros meses del año.

La decisión derivó de un miedo a permanecer por más tiempo en México del estimado, ante el arribo de las caravanas hacia la zona norte del país, sin que esto haya registrado un impacto en la compra-venta de inmuebles.

Por otro lado comentó que han observado un crecimiento en el mercado inmobiliario durante diciembre y los primeros días de enero, con una mayor afluencia de mexicoamericanos hacia las zonas de Tecate, Tijuana y Playas de Rosarito.

Señaló que quienes deciden adquirir una vivienda en esas regiones lo hacen con el fin de cruzar la frontera con mayor facilidad y lleva cabo sus actividades médicas y de retiro con una disminución del 40% en gastos.

En ese mismo sentido, mencionó que el arribo de estadounidenses a México, es consecuencia del incremento que está sufriendo el mercado inmobiliario de renta en sitios como San Diego, donde el costo promedio de un departamento de dos habitaciones oscila entre mil 200 y mil 400 dólares.

Chacón Aubanel, consideró beneficioso para el estado la llegada de extranjeros, ya que incrementa los gastos de servicios y resulta  provechoso para los estadounidenses al encontrar departamentos con un costo de hasta 800 dólares.