En la banca se ha sido distante del sector popular mexicano, muchas veces no lo ha entendido correctamente, por lo que no es accidente que en México, en los segmentos de clase media y media baja se tenga una penetración financiera muy baja. De esta forma, si se quiere consolidar el desarrollo del País, es fundamental llevar la inclusión financiera a todos los sectores sociales, consideró Alejandro Valenzuela del Río, Director General de Banco Azteca y Azteca Servicios Financieros.

Texto publicado en la revista Tu Guía En Concreto no. 75

Por Víctor M Ortíz Niño

“El actual gobierno, tiene como uno de sus principales ejes, el apoyo a los sectores más desfavorecidos, rezagados y que han vivido en pobreza extrema por muchos años, donde la banca no ha tenido la capacidad de apoyarlos”, declaró el ejecutivo.

Señaló que una vertiente para apoyar a este sector de la población, es la bancarización, donde tanto Banco Azteca, Banca Famsa y otros pequeños, la han tenido por vocación, siendo un sector complejo, difícil, pero que requiere del intermediario financiero para que las personas lleven a buen puerto, todos sus proyectos, en ahorro, en crédito, en seguros, en ahorro de largo plazo, lo que requiere de un trabajo muy fino y delicado.

“Nos sentimos orgullosos de que Luis Niño de Rivera fuera elegido Presidente de la Asociación de Bancos de México, seguramente se van a tener varias vertientes de acción que no se han realizado; de esta forma y sumando los esfuerzos de todos los bancos se va a hacer un cambio de profundidad, para el bien de México”.

También consideró que, para lograr una mayor inclusión financiera, se puede hacer uso de la banca digital, la cual será exitosa en la medida que todas las personas tengan la absoluta confianza de que es tan seguro como transaccionar en una sucursal, además de que no se requiere traer dinero en efectivo.

Agregó que la banca digital, permite a los clientes decidir si acudir a una sucursal bancaria, en un horario determinado, o hacer uso de la banca digital, misma que está a su alcance las 24 horas del día, los 365 días del año lo que les da un acceso increíble porque muchas transacciones se pueden realizar a través del teléfono, sin acudir a una sucursal.

En este sentido detalló que, en el tema de la seguridad, la confianza tiene que ser absoluta, por lo cual los bancos se van a enfrentar como industria a nuevos retos, a estar invirtiendo en el tema de la ciberseguridad para evitar hackeo, a fin de tener un puente muy fuerte entre el banco y el usuario sin que nadie se meta.

 “Hoy en día, bajo las circunstancias del país, con un gobierno entrante que tiene una visión mucho más social y en búsqueda de arreglar las asimetrías que tiene México, la banca debe jugar un papel determinante, todos los bancos vamos ayudar a que se progrese, porque si a México le va bien, a todos nos va bien”, afirmó Valenzuela del Río.