Los bancos mexicanos estiman una colocación de crédito menor durante el primer trimestre de 2019, así como un endurecimiento en las condiciones para la entrega, de acuerdo con información obtenida por el Banco de México (Banxico).

En ese mismo sentido, los bancos con mayor presencia en México prevén una disminución en la demanda de las Pymes y un incremento de costos en algunos de los productos como lo son las tarjetas de crédito.

En general las instituciones bancarias observaron un empeoramiento del sistema económico nacional y de las empresas durante el último cuatrimestre de 2018, además de la incertidumbre generada durante diciembre, situación que disminuyó la demanda crediticia de las compañías.

De acuerdo con los datos recabados en la “Encuesta sobre Condiciones Generales y/o Estándares en el Mercado de Crédito Bancario”, los bancos prevén una incremento en la demanda en los rubros intermedios financieros no bancarios y créditos hipotecarios.

Por otro lado, observan que factores como la desaceleración prevista a nivel global durante el 2019 y la provocada en México por el cambio de gobierno podrían ocasionar una disminución en el otorgamiento de crédito, situación a la par del crecimiento económico esperado.

Finalmente Sofía Robles, analista de Intercam, señaló que mantener los niveles actuales en la tasa de interés, podría impactar de manera positiva al sector financiero del país.