BBVA Bancomer modificó a la baja su expectativa de crecimiento para la economía mexicana, la cual pasó de 2 a 1.4%, informó Carlos Serrano, economista en jefe de la institución bancaria.

Por David Romero

En la presentación del estudio Situación México, el analista indicó que la reducción en sus estimaciones se debe principalmente a una lenta recuperación de la demanda externa y a la debilidad que persiste en la inversiones.

“La estrecha vinculación entre los ciclos productivos de la industria manufacturera entre México y EE.UU. anticipan un menor dinamismo de la manufactura en el país en 2019, por lo que BBVA Bancomer revisa a la baja su previsión de crecimiento a 1.4 por ciento”.

Explicó que los dos factores que inhiben la inversión en el país van desde la incertidumbre causada por la relación comercial con Estados Unidos y la inquietud generada por el cambio de administración.

“Se observa la contracción en las inversiones en los sectores de la construcción y la manufactura. En la construcción, por ejemplo, el segmento residencial crece menos, pero crece; sin embargo, el segmento más afectado es la infraestructura, que reporta caídas desde 2016”.

Respecto al incremento que se espera para el próximo año, el representante de BBVA Bancomer ratificó su pronóstico de crecimiento con un alza de 2.2 por ciento.

Tasas a la baja

En charla con medios, Carlos Serrano indicó que este año se prevé también que Banco de México (Banxico) inicie el ciclo de reducción en la tasa de referencia hacia la segunda mitad del año, ya que los riesgos de inflación siguen disminuyendo.

“ A partir de agosto podríamos observar dos caídas en la tasas de interés, de tal manera que este año las tasas de referencia quedarán en 7.75%. No obstante, para 2020 prevemos 4 bajas que significarán 100 puntos bases para cerrar en 6.75 por ciento”.