Para impulsar el comercio exterior en este sexenio serán clave contar con un Plan Nacional Aduanero que tenga como prioridad la Frontera Norte, invertir en aduanas que más recaudan y actualizar la Ley Aduanera.

El presidente de TLC Asociados, Octavio de la Torre de Stéffano, explicó que recientemente el sector empresarial presentó al Gobierno Federal una propuesta para actualizar la Ley Aduanera, en la que se busca contribuir a la creación de un sistema aduanero esbelto.

“La Coordinación de Síndicos del Contribuyente de la Concanaco, que me honro en presidir, y que integra 84 expertos en materia fiscal de más de 250 cámaras afiliadas, presentamos un estudio comparativo con distintos códigos y estatutos, así como leyes aduaneras de diversos países, donde las regulaciones han funcionado”, indicó el experto en comercio exterior y aduanas.

De esta forma, enfatizó, se busca fortalecer a los sectores productivos, facilitar los flujos comerciales, eliminar la discrecionalidad de las autoridades y combatir las prácticas que lesionan al comercio formal.

Esta medida, afirmó, impactará positivamente en sectores como el comercio, servicios y turismo del país, los cuales representan 54 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

“La actual regulación tiene algunos aspectos que requieren mayor certeza en los procedimientos aduaneros, derechos y obligaciones de los usuarios de comercio exterior, facultades y atribuciones de la autoridad, con la finalidad de integrar mayor competitividad y aprovechar al máximo los tratados comerciales internacionales suscritos por nuestro país como el Tratado de Integración Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), el T-MEC, o el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM)”, detalló.

Octavio de la Torre consideró crucial diseñar una legislación moderna en la materia, incluyente y equilibrada que adopte las mejores prácticas internacionales, incentive el uso de la tecnología, reduzca las cargas administrativas y fiscales a los usuarios del sistema de comercio exterior mexicano.

 

La discrecionalidad, planteó, tendrá que ser abatida con un marco jurídico equilibrado en derechos y obligaciones para los contribuyentes, así como facultades y atribuciones precisas de las autoridades que eliminen la interpretación que puede ser actualmente distintas en las 49 aduanas del país.

Aun cuando es la misma ley, reducirla tendrá como resultado un manejo administrativo ágil y más económico, con menores costos y tiempos en las aduanas del país, que sea el principio de una reforma tributaria integral y transversal, describió Octavio de la Torre.

Entre las propuestas que se han vertido, indicó que están: analizar la complejidad del comercio electrónico, los procedimientos aduaneros de entrega rápida, esquemas de tributación con implementación tecnológica aplicada a la logística aduanera, incluso evaluar el uso de robots aduaneros en los accesos internacionales de pasajeros para disminuir la corrupción.

Sin duda, refirió, se requiere contar con trámites sencillos en aduanas, bajo un esquema mediante el cual el único que pueda introducir o extraer bienes o servicios del territorio nacional sea el titular del derecho, a fin de eliminar la simulación en las operaciones y fortalecer el combate a la piratería, la subvaluación, el comercio informal y la corrupción, enfatizó el especialista. PLAN NACIONAL ADUANERO

En este sentido el Gobierno Federal dará a conocer, el próximo 18 de marzo, el “Plan Nacional Aduanero Cuarta Transformación” que contempla el cambio de la Administración General de Aduanas por el Servicio Nacional de Aduanas, órgano que se desconcentrará de la SHCP y que tendrá como prioridad la Frontera Norte del país, con proyectos de infraestructura y modernización, con el fin de dar mejores resultados de recaudación de IVA por importaciones, explicó.

De acuerdo a datos del SAT actualmente se recauda por esa vía el 70% del IVA nacional y que solo en la Frontera Norte representa 945 mil millones de pesos, monto que estiman se puede duplicar durante la presente administración.

“La decisión del gobierno del sexenio pasado de invertir en donde se tiene mayor operación, pero menor negocio para México, fue erróneo. El SAT del sexenio pasado prefirió invertir en las aduanas del mayor uso, pero menor recaudación derivada del comercio exterior en México”, comentó, Octavio de la Torre.

La dinámica en un negocio sería totalmente la opuesta, harías rentable e invertirías en la infraestructura que te genere más ingresos, pero se hizo lo contrario, invirtieron en la que demanda mayor uso y genera menos ingresos, explicó.

Según datos del SAT, actualmente los estados con mayor recaudación por IVA en Aduanas están: Tamaulipas, Veracruz, Colima, Ciudad de México, Michoacán, Nuevo León, Baja California, y Chihuahua.