El movimiento de la tasa de bonos de largo plazo, observada por el anuncio de cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, impactará el crédito hipotecario, informó Carlos Serrano Herrera, economista en jefe de BBVA Bancomer.

 Por David Romero

Durante de la presentación del Informe sobre Situación Inmobiliaria, el analista señaló la reciente subida de los bonos a 10 años en 70 puntos base podría  incremente la tasa de interés del crédito hipotecario a un nivel ponderado de 10.70 o 10.80 por ciento.

Comentó que si bien la tasa de interés esperada del crédito bancario dependerá de la estrategia de cada institución, se dejaría atrás el promedio ponderado actual de 10.43 por ciento.

A pesar de este probable incremento, el Serrano Herrera  indicó que aún es buen momento para comprar una vivienda, sobre todo por los plazos y la certeza que brinda el tener productos a tasa fija, elemento que genera certeza en el comprador.