La Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) ahorrará 20 millones 150 mil pesos al año, tras rescindir el contrato de renta de unas oficinas de lujo ubicadas en Avenida Presidente Masaryk que la pasada administración ocupaba.

En comunicado, Edna Vega Rangel, directora general de la dependencia, informó que se determinó no firmar otro contrato de arrendamiento y reubicar al personal en dos sedes de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Explicó que la renta del inmueble ubicado en Polanco era de 13 millones 478 mil 856 pesos anuales –un millón 123 mil 238 pesos mensuales–, mientras que el mantenimiento ascendía a un millón 347 mil 876 pesos anuales.

Otros de los pagos relacionados con estas oficinas, según los documentos expuestos por la Comisión, son los 561 mil 656 pesos destinados al pago de energía eléctrica,  2 millones 617 mil 192 pesos invertidos en la vigilancia, así como un millón 645 mil pesos en renta de vehículos y 500 mil pesos invertidos en pago de estacionamientos en la zona.

“La CONAVI tenía 12 años en ese espacio de Polanco. A partir del 1 de enero, los más de 200 empleados laborarán en dos sedes: una parte en las oficinas de Reforma y otra en las oficinas de Avenida Heroica Escuela Naval Militar que también son de Sedatu”.

Acciones Conavi

Cabe señalar que la CONAVI tendrá entre sus actividades principales, coadyuvar a la implementación de la nueva Política Nacional de Vivienda, en la que se tiene contemplado invertir 9 mil 446.8 millones de pesos, con el objetivo de garantizar el derecho humano a una vivienda adecuada, priorizando la atención a la población de menores ingresos, en condición vulnerable, tanto en ámbitos urbanos como rurales, en entidades federativas con rezago habitacional.

Además, colaborará en la ejecución del Programa de Mejoramiento Urbano, a través del que se intervendrán 15 ciudades fronterizas y con vocación turística, con acciones de vivienda, mejoramiento en infraestructura y espacios públicos.

Varias de estas ciudades, ubicadas en estados como Baja California, Tamaulipas, Sonora y Chihuahua, ya han sido recorridas por Meyer Falcón y por equipo de la Sedatu, con el objetivo de identificar específicamente, caso por caso, las prioridades de su población.