¿Sabías que el heredero de un inmueble debe pagar un impuesto que se llama Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles o Impuesto de Traslación de Dominio para recibir la propiedad que recibió en herencia? Éste se genera porque la persona que falleció (el propietario de la casa o departamento) ‘transmite’ la propiedad de ese bien a alguien más (al heredero). En otras palabras, al haber una transmisión inmobiliaria, se causa ese impuesto.

De acuerdo con el Colegio Nacional de Notariado Mexicano, cuando se recibe un inmueble por herencia es necesario distinguir aspectos como la ubicación, pues hay entidades como la Ciudad de México, Nuevo León y Coahuila donde no se causan impuestos por recibir bienes inmuebles por herencia, mientras que en otros estados sí se grava.

Por ejemplo, cuando alguien recibe por herencia un inmueble en el Estado de México, deberá pagar el impuesto que se paga por comprar una vivienda en esa zona, o sea, el ISAI.

 Asimismo, tiene que ver el valor del inmueble, si lo que se va a adjudicar está dentro de cierta cantidad establecida, se puede estar exento del ISAI por muerte, pero si se rebasa esa cantidad, deberá gravarse.

 “En la CDMX, hasta 2018 había una tasa cero muy benéfica con supuestos muy fáciles de cumplir sin importar el valor del inmueble, la antigüedad del fallecimiento de la persona o el destino del inmueble. A partir de este año se reconoce la tasa cero siempre y cuando se cumplan varios requisitos”, explica José Antonio Manzanero, expresidente y decano del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

Ante este panorama Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay, destaca los 3 requisitos que debe cumplir una persona al heredar un inmueble para excentar dicho impuesto.

  1. Que el valor del inmueble tenga un valor máximo de 2 millones 191 mil 111 pesos.
  2. Que el propietario de la casa o departamento haya fallecido, cuando más, dentro de los 5 años anteriores a que el heredero haga su adjudicación.
  3. Que la adjudicación sea a favor del cónyuge, concubino o concubinaria y descendientes en primer grado. “Es decir, si yo dejé en mi testamento como herederos a mis nietos, ellos siempre van a pagar impuestos; si yo dejé como herederos a mis hijos, el inmueble tiene cierto valor y yo me morí hace menos de 5 años de que ellos se hagan la adjudicación y presenten en el registro público el testimonio para la inscripción, entonces gozan de la tasa cero”, explica Manzanero.

“Cuando se hereda una propiedad, es muy recurrente que surjan muchas dudas sobre cómo debe realizarse la adjudicación de dicha propiedad, por ello, es importante estar bien informado ante este panorama. Lo ideal es recurrir a un notario certificado ya que existen algunas excepciones dependiendo del caso y la ubicación del inmueble”, indicó Cecilia Furfaro, directora general de Vivanuncios.