Conéctate con nosotros

CONSTRUCCIÓN

Inflación impacta producción de vivienda, dicen expertos en Puebla

Publicado

en

La producción de vivienda se ha visto impactada por el tema inflacionario, pero la resiliencia que la caracteriza deberá hacerse presente para mantener el mercado que, si bien se ha achicado, busca alternativas para enfrentar estos momentos, coincidieron directivos de firmas constructoras como Esphabit, Ruba en Puebla, ARA y Sadasi.

Durante su participación en el Foro #Diálogos en Concreto, organizado por Grupo En Concreto en la ciudad de Puebla, en el panel “¿Valor y precio de los inmuebles “como evitar reducir la demanda, las ventas?”, Alejandro Vargas Barrosos, director de Esphabit, dijo que la industria de la vivienda, tiene fortalezas y debilidades.

TE PUEDE INTERESAR:

Desafíos y tecnología empujan nuevas estrategias: Foro Vivienda En Concreto

“Por un lado tenemos inflación en materiales e importantes alzas, pero, por otro, hay oferta lo cual es muy importante. Tenemos un mercado que definitivamente se hace grande en los segmentos bajos y se va achicando hacia los segmentos altos, entonces diría que la contracción en la producción tiene que ver más con un momento que con una tendencia lo cual se observa con la historia económica del país y esto no es la primera vez que pasa, ni lo hace de la manera más aguda”, indicó.

Precisó que, sí es preocupante ver los costos, pero el mercado se mantiene, está ahí y se observa que históricamente ahora, los créditos bancarios, al consumo o de quienes compran las casas, son bajos, no han tenido el impacto de las alzas de tasas y es una mezcla difícil pero aún permite que la industria se mueva en estos momentos.

Por su parte, Jorge Solano, director comercial de Sadasi, coincidió en que lo importante es que cada empresa haga un análisis de sus productos pues la forma en que se comportan es distinta en precios, producción y demanda por lo que no se pueden hacer lecturas globales sino muy puntuales.

“Desafortunadamente por otro lado, la demanda se está reduciendo , tenemos que hacer una revisión muy profesional de cómo nuestros precios se colocan  sin generar una sangría fuerte en las utilidades para mantener los negocios y vigilar  muy  bien la demanda que ha tenido una gran cantidad de efectos, entonces nuestro análisis tiene que ser producto por producto, plaza por plaza y si es un hecho que tenemos que revisar cuidadosamente nuestro esquema de costos porque nos puede sacar del  mercado y tomar las medidas con la mayor prontitud posible”, indicó.

Añadió que este ha sido un año difícil y se presagia que cerraremos seguramente con números abajo por lo que tienen que estar preparados para lo que venga adelante pues tal vez el efecto de la inflación pueda detenerse a finales de este año y en cuanto al tema de los empleos y el ingreso si bien se ha mejorado, todavía no lo suficiente para que el tema de la vivienda siga creciendo y prueba de ello es el índice de confianza que está resintiendo la incertidumbre.

Solano, añadió que los involucrados en el sector, deben trabajar de manera muy analítica en todas las plazas y con todos los productos porque las cosas no han cambiado mucho en comparación con el año pasado.

Indicó que, si bien los tiempos no son los mejores, toda crisis despierta inteligencia y creatividad y empezar a manejar esos análisis específicos de tal manera que se defina lo que se hará previendo el 2023.

Agregó que, aunque la demanda es muy grande, la producción no tiene estímulos y atienden a una de cada tres familias que piden una vivienda económica pero el poder adquisitivo hace que no les alcance.

“Si estamos teniendo un grave problema en la producción de vivienda, la otra es el costo de la tierra y la falta de estímulos para re-densificación, para que los planes de desarrollo urbano sean más agresivos, temas de densidades, y la otra tiene que ver por el efecto perverso que causa la inflación en el poder adquisitivo que ha caído, a las familias no les alcanza el gasto y esto tiene un efecto hacia abajo. Creo que el reto es que la vivienda formal para el segmento económico se está dejando de hacer y eso si es un grave problema porque no las puede comprar la sociedad”, precisó

Durante su intervención, Efraín Arias Ayala, director de Ruba, Puebla, reconoció que en algunas plazas están batallando mucho aparte del tema de inflación con la mano de obra calificada, “es una parte que nos está doliendo y tenemos casas donde estamos exportando incluso gente de Puebla, tenemos retos muy importantes y el tema de los costos no es para menos y esto no se acaba, siguen varios ajustes incluso este año y si está complicado a nivel país la producción de vivienda”.

En su momento, Mario Israel Rojas Paz, gerente de ventas de desarrollo de la región oriente de casas ARA, indicó que la vivienda económica y su demanda está muy definida, desapareció mucho el subsidio y cada vez está siendo más necesaria por lo que hay que activar la demanda.

“Creo que ahí nos ha faltado capacidad de diálogo, de acercamiento, de convencimiento para demostrarle al gobierno que si lo necesitamos. La única forma de activar la demanda es el regreso del empleo y un incremento en los salarios mínimos porque los estratos de más bajos ingresos no puede adquirir una vivienda.”

En ese sentido, indicó que todas las Cámaras deben trabajar en el tema de vivienda de interés social, pensando en el largo plazo y poner en la mesa de los desarrolladores el tema de los márgenes de precio pues no es necesario que sea el gobierno quien ponga precios topes.

Asimismo, dijo que deben insistir en la creación de un Instituto de la Vivienda para los no afiliados que propusieron en el Congreso y el cual se puede reactivar para empezar a poner las piedritas de los avances que se deben dar.

 2,289 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.