Conéctate con nosotros

De tu interés

Etiquetar al Tren Maya muestra nulo respeto a las instituciones: IMEF

Publicado

en

Recurrir a la figura de “seguridad nacional” para etiquetar y evitar que las obras del Tren Maya sean cuestionadas, litigadas, suspendidas o puedan estar sujetas a amparos, como se anunció y se publicó en el Diario Oficial de la Federación hoy, es una muestra de falta de seriedad y de respeto a las instituciones por parte del Gobierno federal, afirmaron especialistas del IMEF.

El recurrir a la figura de “seguridad nacional” para la reanudación del tramo cinco del Tren Maya, a pesar de haber sido suspendido por un juez en abril pasado, es un mensaje muy negativo para los inversionistas del poco respeto que se tiene hacia las instituciones, acusó el presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Alejandro Hernández Bringas.

“Me parece que es una falta de seriedad el recurrir a este tipo de mecanismos para poder hacer si o si los proyectos que tienen un orden, creo que aquí el Gobierno debería de comulgar el orden, el respeto a las instituciones y a la reglamentación y en ese sentido, los inversionistas viendo y observando ese orden y respeto; creo que es una invitación a invertir pero en caso contrario, supongo que pensaran los inversionistas más de una vez el poder invertir sus dineros para inversiones donde hay una clara falta de respeto y de seriedad a las regulaciones y a las instituciones”, dijo el economista.

En conferencia, indicó que el país requiere proyectos de largo alcance y que beneficien al país y no acciones enfocadas que mediante obras enaltezcan a una administración por lo que se pronunció por tener piso parejo para todos los actores y garantizar su participación, lo que frenará la volatilidad en las inversiones.

Mario Correa, presidente del comité de estudios económicos del IMEF, señaló que las políticas públicas de la actual administración, también siguen ahuyentado las inversiones y México puede perder la oportunidad de posicionarse como el principal proveedor de Estados Unidos al traer las cadenas logísticas, esto luego de los condicionamientos que ha hecho el Ejecutivo federal para que las empresas interesadas en invertir, estén coordinadas con la Secretaría de Energía y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Cuando hablamos de ese entorno adverso para los negocios, nos referimos justamente a decisiones de política pública que inhibe la inversión, que no generan esa confianza, esa tranquilidad, esa certeza jurídica y creo que estos son ejemplos de ese tipo de políticas que pueden cambiarse”, indicó.

Hernández Bringas, mencionó que condicionar o supeditar los proyectos de inversión en cualquier rubro es un error, al tiempo que recordó que la competencia mejora la calidad, abarata los precios del propio mercado y ofrecen mayores oportunidades para los compradores.

“El hecho de limitar la participación de empresas con inversión de punta en el caso de la energía renovable, viene a evitar la mejora de calidad no solo en el producto. En las energías limpias, tiene que ver con mejorar el ambiente ecológico, creo que es determinante para revisar varios aspectos pues es que les den libertad de operación, no pueden ser juez y parte y tener buenos resultados, creo que en la medida que haya libertad de operación de estas empresas, mejorará no solamente la calidad del servicio sino el precio y lo que significan las energías limpias para nuestro ecosistema”, expuso.

Los integrantes del IMEF se pronunciaron en torno a la prohibición a las refresqueras y cerveceras en Nuevo León, Monterrey de parar operaciones por decisión gubernamental ante la falta de agua en la entidad y hacer caer a las empresas en un paro técnico con repercusiones en los ingresos, el pago a los ingresos de los trabajadores.

“Creo que el problema no se resuelve con una petición de limitación de la producción sino de un problema mucho más serio que se tiene que tratar en una mesa de trabajo más grande”, indicó el presidente del IMEF.

Reparten 80% del agua que debe distribuirse por redes de Monterrey: Conagua

Correa agregó que para el problema hídrico que se vive en Nuevo León, se requieren obras de gran calado como presas, acueductos, ductos, etcétera y no se resuelven de un año a otro, pero “si no los empezamos a atender para que en los próximos cinco o diez años tengamos esas infraestructuras, en una década van a ser cada vez más graves y ojalá sirva para hacer esa reflexión de que debemos enfocarnos en el futuro”.

Añadió que mientras se mantenga la “miopía” en hacer proyectos de corto plazo o que no son rentables políticamente, este tipo de problemas se mantendrán en México.

 6,846 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.