Conéctate con nosotros

Infraestructura

Presupuesto sin recursos para infraestructura hídrica

El Consejo Consultivo del Agua pide al Legislativo solucionar desabasto

 515 Total de vistas

Publicado

en

La decisión del Gobierno federal dentro del Presupuesto 2023 es destinar a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) 62 mil millones de pesos, pero de estos nada está etiquetado para infraestructura hídrica, es para gasto corriente porque no es atractivo para los funcionarios o gobernantes invertir en obras “que no se ven y no son políticamente rentables”, acusa el Raúl Rodríguez Márquez, presidente del Consejo Consultivo del Agua (CCA).

En entrevista, para Grupo En Concreto, precisó que si bien el problema de desabasto obedece al cambio climático que ha traído la ausencia de agua en las presas, la carencia de mantenimiento en tubería obsoleta desde hace 50 años, provoca que se pierda 40 por ciento del líquido que transita por éstas y apelan a que la Cámara de Diputados modifique la Ley de Egresos de la Federación.

La crisis hídrica que se experimenta en todo el país, principalmente en el norte, además de afectar las necesidades diarias de los mexicanos, también golpea la producción de varias industrias y daña severamente a sectores como hotelero, restaurantero, de servicios y transportes, entre otros, no se resolverá hasta avanzado 2023, luego de que el Gobierno federal, a pesar de ser “un tema de seguridad nacional”, no destinó en el Paquete Presupuestal para el próximo año, recursos para infraestructura hídrica, asegura Rodríguez Márquez.

“Nada para infraestructura hídrica, para acueductos, no se ha invertido en el país, hay una falta de planeación , se han eliminado muchas herramientas como el Fonden y se ha construido una tormenta perfecta para llegar a la crisis que estamos viviendo y a lo que se suma la falta de cultura de la población en el cuidado del agua y el impago de esta que ha llevado a que los organismos operadores de agua que trabajan en la mayoría de los municipios del país, están prácticamente quebrados porque la Ley los obliga a dotar el agua pero o no les pagan o el servicio lo cobran a un costo que no corresponde a lo que cuesta el proceso de llevar el líquido a las casas”, dijo.

Indicó que la priorización de otros proyectos emblema para la Cuarta Transformación, como un Tren Maya o la refinería Dos Bocas, bien podrían esperar ante lo que se viene en el país por el desabasto de agua y donde tan solo para Nuevo León, el desabasto has sido latente, no han llegado los 17 mil millones de pesos que ofreció la federación para paliar el problema que además ya no solo es privativo de este estado sino de todo el país.

RIESGOS DE AGUA

“Existe un plan nacional hídrico dentro del Plan Nacional de Desarrollo que incluye una serie de proyectos pero que no se han cristalizado por falta de recursos porque están destinados a ciertos programas prioritarios para la Presidencia de la república.

“El tema del agua es un tema de seguridad nacional porque sin el agua no podemos vivir, no pueden funcionar los sectores productivos, el agua es una palanca de desarrollo, no pueden producir, sobre todo aquellos que son intensivos en uso de agua como los cerveceros, agrícolas, refresqueros, minerías y varios más por lo que es un tema fundamental que requiere atención especial porque si no el destino no nos va a alcanzar, el destino ya nos alcanzó”, subrayó.

Rodríguez Márquez, quien también es presidente de la Comisión de Enlace Legislativo de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), expuso que en el caso de Monterrey, aún no se cuantifican los daños, pero basta ver que en la zona metropolitana que es la más poblada del país, se enfrentaron problemas en los hoteles con turistas o personas de negocios que no tenían agua para bañarse o lo elemental y “eso no lo puedes ver en un país desarrollado como nosotros”.

“Lo que se requieren son más recursos y más planeación, no improvisaciones, no se trata de resolver pequeños problemas que son grandes problemas, necesitamos un programa nacional por un lado de fiscalización del agua que lo ha planteado muy bien el diputado Manuel Muñoz, presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Diputados, donde debe existir una cultura del pago para todos los usuarios y empresas de cualquier tamaño; segundo que, con esa bolsa de recursos se fortalezca a estos programas, que no se vaya a la bolsa general para que se dé fortaleza a estos programas y sectores”, indicó.

Así también, el presidente del CCA, dijo que la industria debe ser aún más consciente de lo que ya es puesto que han modificado su consumo y uso del agua como es el caso de los cerveceros que hace doce años para hacer un litro de cerveza se requería de 12 litros de agua y ahora para un litro se ocupan 2.6 litros de agua y esa agua procesada se trata porque hay una cultura de tratamiento del agua, que en el país es muy escasa, y se descarga a ciertos mantos o ser reutilizada en otras cosas que no exijan que sea potable.

Añadió que se están usando cosas novedosas y en las empresas están cediendo sus volúmenes de agua en lugares donde hay sequía y otras cosas que se deben hacer como política pública pues el sector productivo “debe tener certeza de tener el agua y de manera permanente”, porque el problema es cíclico, pero con el paso de los años empeorará como consecuencia del cambio climático.

SIN REÚSO

Al menos se requieren inversiones por 250 mil millones de pesos, de acuerdo con el Centro de Estudios de la Cámara de Diputados y la Comisión de Recursos Hidráulicos, que si bien es mucho dinero, se justifica para un tema tan importante como es el abastecimiento de agua al país y que pudiera darse de manera gradual para ir cambiando la infraestructura hídrica porque de lo contrario, habrá problemas de agua o guerras o peleas por el agua como se ha visto en el mundo y en Nuevo León, la escena donde la gente disputa una cubeta del líquido.

El también analista, advirtió que ya se han empezado a ver los problemas sociales por carencia de agua lo que obliga a evitar las fugas porque no es posible que siendo poca y cara, se pierda casi la mitad el trayecto de abastecimiento.

“Hay que hacer algo pues nadie hace nada y desafortunadamente todo tiene que ver con dinero y con presupuesto, pero confiamos en la inteligencia de nuestros legisladores y su sensibilidad para ajustar el presupuesto enviado por el Ejecutivo Federal porque la parte del agua está relacionada con la vida, la salud y una serie de actividades, es un tema de supervivencia y seguridad nacional.

“Por eso decimos, cómo es posible que la gente que toma decisiones no sea sensible a esta problemática que estamos viviendo. Recordemos que hace poco el 68 por ciento del territorio nacional tenía problemas de sequía en diferentes grados, esto puede volver a suceder, pero parece que las autoridades se les olvida, esto medio paso y dan la vuelta a la hoja y eso es lo que no queremos que suceda”, enfatizó.

Las industrias restaurantera y hotelera de Nuevo León que han sufrido al momento el mayor impacto de la sequía, siguen evaluando los daños.

 516 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *