Conéctate con nosotros

COVID-19

La inflación pone “creativos” a los restauranteros

Publicado

en

Tras haber padecido un fuerte embate por la Covid-19 y que este año se aderezó con una elevada inflación global, que en México ya supera el 8 por ciento, industriales restauranteros apuestan a ponerse “creativos con una reingeniería”, a fin de no trasladar estas alzas a sus comensales y con ello, perder clientes.

Daniela Mijares, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), dijo que los restauranteros junto con los chefs, hacen uso de la creatividad para hacer una reingeniería de menús, entender que productos se pueden cambiar para consumo local, cambiar las cadenas productivas y también empezar a ver en dónde están los mayores márgenes, en que platillos se puede jugar más y evitar el mayor traslado de este aumento a los platillos.

TE PUEDE INTERESAR:

Mapfre y Canirac presentan Guía para la Protección de Restaurantes

“Sin dudas, si vamos a ver aumento de precios, pero me parece que la industria también está muy comprometida en cuidar al cliente en esta confianza que los clientes han brindado desde que reiniciamos después de dos años de cierre; además este tema de inflación nos impacta a todos por lo que veremos que la industria tendrá que enfrentar todavía bastantes retos en los próximos meses”, indicó.

Dijo que la industria restaurantera, ha mostrado ser muy resiliente y bastante disciplinada por lo que seguirán trabajando, sin sacrificar la calidad de los alimentos para cuidar a los comensales.

El presidente de la Canirac, Germán González Bernal, reconoció que, ante el impacto inflacionario, buscarán sustituir productos y alcanzar mayores márgenes pues su compromiso es afectar lo menos posible a los comensales.

“Hacemos nuestros márgenes más chicos; no te subo el precio, tienes la opción dos, sube el precio y te lo traslado, tienes la opción tres, me pongo creativo y hago algo”, indicó.

En conferencia, estimó que, en cuatro o seis semanas, pueda concluirse un acuerdo con las autoridades de la Ciudad de México, para impulsar una mejora regulatoria, luego de que, para abrir un negocio, los empresarios deben cumplir con al menos 59 trámites, y pagar hasta 334 mil pesos al año, es decir, 30 por ciento de sus ventas.

Por cada trámite, deben desembolsar entre 5 y 6 mil pesos, perder horas hombre, además de que el exceso de regulación, deja abierta la interpretación de la ley por parte de los funcionarios, lo que incrementa el riesgo de extorsión, acusaron.

“Los trámites que hace la industria representan casi el 30 por ciento del PIB restaurantero; lo que vendemos y producimos de todos los restaurantes en el país, lo que cuestan los trámites por año es el 30 por ciento; imagínese la carga, pensando en un restaurante pequeño, que le cuesta 350 mil pesos nada más en esfuerzo, en trámites y en gastos para poder abrir un restaurante y estar legal.

“Eso no lo tengo invertido ni en equipo, ni en materia prima, ni en la decoración del lugar que es normalmente en lo que invertimos, entonces es un drama. Pensamos que la nueva regulación va a salir a más tardar en cuatro o seis semanas.”

El líder de los restauranteros, señaló que para solucionar esta problemática, la Canirac firmó un acuerdo con un despacho de abogados y gestores para orientar a los empresarios, para el cumplimiento de la regulación y en su caso, les ofrecerán el trámite de gestoría con costos preferenciales.

Agregó que la Canirac mantiene un diálogo permanente con las autoridades de la CDMX para crear una ruta de simplificación de trámites para la apertura de restaurantes, confiando en que esta iniciativa pronto se llegue a concretar.

 5,794 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.