Conéctate con nosotros

CONSTRUCCIÓN

Reactivación, recuperación y transformación, enmarcan los 30 años de la ADI

Publicado

en

La llegada de la pandemia de Covid-19 a México en marzo de 2020, influyó en casi todas las actividades económicas del país. Lo que entonces parecía una dinámica pasajera se extendió por más de dos años y en este panorama, el sector inmobiliario vio que poco a poco sus oficinas quedaban vacías, los centros comerciales no recibían gente e incluso la vivienda se vio afectada con el paulatino incremento en el costo de materiales.

Sin embargo, la pronta y aceptada vacunación ha permitido que paulatinamente las actividades de recuperen y hoy exista una mejor perspectiva. En medio de este panorama la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) cumplió tres décadas de trabajo.

«Hay confianza, una apuesta por México y que tenemos que seguir teniendo esa interlocución con las autoridades y trabajar de la mano, para ser parte del diálogo sobre hacia dónde deben de crecer las ciudades», dijo Jaime Fasja, presidente del organismo.

A pesar de que los insumos principales del sector, como el acero y el cemento, han tenido incrementos importantes en sus costos, la industria ve una buena recuperación, aunque todavía existe cierto rezago en el tema de viviendas y oficinas.

«Vemos un empuje importante hacia el tema industrial. Debido a la pandemia, el crecimiento del comercio electrónico creo la necesidad de tener nuevos espacios de logística y de última milla. La disrupción de la cadena de suministro a escala mundial lo que hace es que México se vuelva un lugar muy atractivo para hacer una cadena de suministro regional donde haga mucho más sentido crecer la manufactura ligera, para exportación a Estados Unidos y otros países», agregó en el marco del Real Estate Show 2022, su primer evento presencial luego de la inmovilidad por la pandemia.

El evento estuvo marcado por la recuperación y la transformación de la industria, de la mano de los retos que supone esta. Y es que los especialistas estiman que la pandemia transformará la manera en que el sector de construcción planea los procesos de edificación en el país.

«La necesidad de relacionarnos con la calle y el medio ambiente que afortunadamente hemos logrado hacer entre Covid y el tema energético que plantea la agenda 2030, debemos de enfocarnos en cómo reducir nuestros contaminantes y uso de energía; hacia allá tenemos que ir», dijo Benjamín Romano, de LBR&A Arquitectos.

Entre las enseñanzas que destacan de la emergencia sanitaria está la necesidad buscar espacios abiertos y con ventilación; algo que sostuvo, ha generado un apetito de los clientes muy interesante, más de empresas transnacionales interesadas en este tipo de edificaciones.

Luis Fernández de Ortega, de VFO Arquitectos, indicó que a futuro se estima una arquitectura que esté centrada en el usuario final y que busque el bienestar, elemento que hace que los edificios de hagan más receptivos a las necesidades.

En este sentido, Carlos Fernández del Valle, del despacho Taller G, hizo un llamado a qué existan cambios en los códigos y reglamentos que ayuden en los temas de costos y calidad al usuario final.

«Hasta el momento, no hay en el reglamento de uso de suelo en este sentido de flexibilidad. Hay regulaciones que tiene que volver a analizar que fomenten el uso de parasoles, volados y cosas que no deberían contar como intensidad de construcción para hacerla acorde con la infraestructura que tenemos», sostuvo al respecto Enrique Macotela, de Desarrolladora del Parque.

El nuevo panorama no vendrá desde las propias iniciativas en del sector privado; este es un esfuerzo conjunto en el que las autoridades serán pieza clave. Y precisamente por ello, la sesión de clausura estuvo encabezada por la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheibaum, quien afirmó que la entidad abrirá la discusión sobre el ordenamiento territorial en la capital del país.

La funcionaria invitó a que en estas discusiones participen instituciones académicas, colegios y aseguró que en su momento esperan que se sume la ADI.

«Ha sido un diálogo que está potenciando el desarrollo inmobiliario en la ciudad», expuso.

Indicó que con la actualización, en lugar de realizar diferentes estudios de impacto ambiental, se concretará uno solo que es entregado en una única ventanilla en donde todos los servidores públicos revisan dicho proyecto, lo que disminuye el tiempo de aprobación.

Agregó que esto permitirá el desarrollo de proyectos integrales para las alcaldías y no necesariamente impactos específicos en cada una de las obras. Sheibaum Pardo dijo que la ciudad está recuperando su actividad económica luego de la crisis generada por la pandemia y este año recibió la mayor inversión extranjera directa que fue de 7 mil 973 millones de dólares, 41 por ciento de todo el país en distintos sectores, pero principalmente en el financiero.

 2,585 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.