Conéctate con nosotros

Destacada

¿Cuáles son los elementos para valuar Real Estate ante la crisis?

Publicado

en

El panorama macroeconómico al menos para 2021, no parece ser tan drástico por la situación privilegiada de México ante el mundo, incluso, antes de la crisis por la pandemia. Además, lo aconsejable, al menos a corto plazo, es no vender activos, a menos que haya una crisis grave.

“Actualmente no vemos las condiciones para vender los activos Real Estate porque se puede entrar en una etapa de game changing a menos que se tenga un banco que se está presionando o que los socios estén liquidando posiciones y adquirir pérdidas”, destacó Fabián Sánchez, Presidente de Crea / Howarth HTL México.

Durante su conferencia “La valuación inmobiliaria para proyectos de inversión en tiempos de COVID-19” que organizó la Sociedad de Arquitectos Valuadores de México (SAVAC) en su XI Congreso Nacional de Valuación, el especialista destacó la eventual recuperación que tendría el país:  

Cap Rate. La importancia de no vender todavía.

Valuación con fórmula

“Debido al entorno macroeconómico, la recuperación va a ser en forma de V, debido a que México es una potencia exportadora, ya que tan solo en América Latina, el país representa 42% de lo que se exporta en la región”.  

Agregó que México actualmente muestra rangos de recuperación y para ello, “basta observar el desarrollo del consumo, el gasto y la inversión, aunado a que la tasa de interés de referencia de Banxico, mantiene las tasas de interés a un porcentaje de 4.5% en el periodo y se espera que la inflación termine en un rango de 3.34% en 2020, lo que es una variante bastante controlada”.

Valuadores. Importancia de analizar las variantes internacionales.

Sin sobresaltos

El representante de Howarth HTL en el país destacó en su ponencia la importancia del Cap Rate en la valuación:  “Desde el tipo de valuación, actualmente no hemos visto que estén cambiando los precios radicalmente. Ahora, el Cap rate es el resultado del flujo neto operativo que genera ingresos. La teoría nos dice que un Cap Rate mayor implica un mayor riesgo contra un cap rate por la relación riesgo-rendimiento, como pueden ser de ejemplo el valor de los CETES contra las acciones, por la relación riesgo rendimiento, eso lo vemos en el mercado financiero”.

Destacó además que entre los 5 factores que afectan al propio Cap Rate de las propiedades inmobiliarias están la localización, año y estado de un inmueble; el tipo de propiedad, que puede ser industrial, multifamily en renta, oficinas, comercio, hotelero y otros; expectativa de ingresos del inmueble y de sus inquilinos.

Los anteriores, agregó, son factores en un entorno donde las remesas aumentaron positivamente, donde mucho de ese flujo se utiliza para adquirir propiedades.

Señaló que en este entorno menos drástico, destaca el hecho de que “las reservas internacionales en México están cercanas a los 205 mil millones de dólares, que a diferencia de otras ocasiones donde ha habido una fuga masiva de capitales, desde que empezó la jornada de sana distancia hay una estabilidad en el tipo de cambio, lo que es una variable macroeconómica importante adicional”.  

Reactivación por sector

En cuanto al fenómeno de reashoring y nearshoring destacó que tendrán un impacto en el valor de los inmuebles ante la crisis por el COVID-19, que harán que muchas empresas regresen a América, principalmente de Estados Unidos, Canadá y México.

“El reshoring es el proceso de devolución de la producción y fabricación de productos al país sede de la empresa y el nearshoring es el proceso de devolución de la producción y fabricación de productos a un país cercano geográficamente a la ubicación sede de la empresa”.

Si anteriormente China era el destino para muchas empresas por lo económico y le hacían el costo, el reposicionamiento de México ya lo estábamos viendo antes de la pandemia, por ser un país atractivo para la reactivación en la parte industrial, aunado a su tipo de cambio, donde se espera, habrá requerimientos en el norte del país para nuevas plantas industriales.

Además, este fenómeno impactará al sector Real Estate en su conjunto: “El reshoring tiene un efecto multiplicador en los demás sectores inmobiliarios. En cuanto llega la industria, se reactivan los sectores hotelero, la vivienda, las escuelas, universidades y hospitales en la parte del equipamiento urbano y hasta los centros comerciales”.

 720 Total de vistas

Continua leyendo
DA CLICK PARA COMENTAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *